redacción ciudadana 

Una mañana en el museo 

Los alumnos del colegio Santa Ana de Huesca  visitan la exposición "El objetivo de la memoria" del Vicente García Plana 

wer
wer

Los días 31 de enero y 1 de febrero, los alumnos de 1º y 2º de Primaria del Colegio Santa Ana de Huesca visitaron el Museo Pablo Serrano de Zaragoza, con la finalidad de contemplar la exposición del artista oscense Vicente G. Plana “El objeto de la memoria”.
Así empieza esta historia…

Hace unos meses, el autor se acercó al Centro para pedir la colaboración de los niños y de las familias, éste sugirió a los alumnos que le regalaran una goma de borrar usada, en ella García Plana encontraba una pequeña escultura que cada niño, con el paso del tiempo, había moldeado caprichosamente, estos cientos de gomas ocupan un espacio de alto valor estético en la exposición, en este rincón nuestros chicos reconocían sus diminutas esculturas que conforman un bonito conjunto. Esta había sido nuestra particular actividad de inmersión en la que colegio y artista estrechaban sus manos para colaborar de forma conjunta.

Hace unas semanas, García Plana ideó y dirigió una sesión desde el área de Plástica, cada uno de los alumnos creó su “Caja de la memoria” una caja en la que cada uno metimos aquellos objetos significativos, preciados, emotivos que simbolizan el momento que estamos viviendo, la cerramos y la sellamos con lacre, con la finalidad de abrirla en la posteridad y reencontrarnos con esos objetos, esos “trocitos de vida” que evocarán el momento vivido. Esta actividad sirvió como preámbulo de la visita a la exposición, pues nos ha permitido identificar lo que el autor nos quiere trasmitir.

Hace unos días llegó el momento que todos esperábamos, Vicente nos esperaba en la puerta del Museo Pablo Serrano para llevarnos de la mano en el paseo por su particular creación. Ante nuestros ojos, se presentaban miles y miles de objetos que despertaban nuestra curiosidad, que imaginábamos lo que debían ser, que nos recordaban a los “trastos” que tenemos en algunas de nuestras casas, que nos vinculaban a algún ser querido,… muchos de ellos colocados en riguroso orden, otros mezclados con caprichosa imaginación. El carácter intimista de este sorprendente Proyecto y el relato de Vicente G. Plana nos hace conocer al artista y produce en los niños, como ellos dijeron al final de recorrido: entusiasmo, curiosidad, sorpresa, cariño,…

A través de estas actividades hemos pretendido que los niños de nuestro colegio intimen con el mundo del arte, muestren gusto por la estética, se familiaricen con los entornos culturales y conozcan parte de nuestro patrimonio cultural, compartiendo con el artista unas horas entrañables.

Nuestro más sincero agradecimiento a Vicente G. Plana por habernos permitido “colarnos” en tu Proyecto.

Comentarios