Una normativa autonómica obliga a habilitar un costoso dispositivo contra incendios a los nuevos negocios

Los industriales de Huesca consideran que se trata de otro obstáculo para las nuevas actividades

Los empresarios franceses conocieron los polígonos industriales de Huesca
Polígono Martínez de Velasco, zona industrial

Entre 25.000 y 50.000 euros tiene que desembolsar los industriales que quieran poner en marcha un negocio en Aragón con el objetivo de habilitar un sistema anti incendios consistente en un depósito de agua, una bomba y un grupo electrógeno independiente de la red eléctrica.

Para los empresarios de Huesca estamos ante una cortapisa más a la hora de abrir un negocio en cualquier punto de la comunidad.

Además, este requerimiento, argumenta Félix Orduna, presidente de la zona industrial de Martínez de Velasco, deja en entredicho la inversión que hizo el Ayuntamiento de Huesca en la colocación de hidrantes en todos los polígono de la ciudad. Orduna se pregunta para qué se colocaron esos hidrantes si ahora se les obliga a cada negocio a tener su propio sistema contra incendios.

Para los empresarios de la capital, sería más lógico y sostenible habilitar un sistema conjunto para cada uno de los polígonos.

Comentarios