TRIBUNALES

Una oscense lleva a Ryanair a juicio por enriquecimiento injusto, y le gana

La compañía aérea deberá devolverle el importe del seguro contratado, tras anular su vuelo por una huelga de pilotos

fallo juicio contra Ryanair
Fallo de la sentencia que condena a Ryanair


Tres oscenses, Elena y dos personas más, compraron tres billetes para volar de Barcelona a Irlanda con la aerolínea Ryanair el pasado mes de octubre. Casualmente, en aquellos días, una huelga de pilotos provocó la cancelación de más de 2.000 vuelos, lo que afectó a más de 400.000 pasajeros. Elena había contratado, además del vuelo, un seguro valorado en 20 euros para cubrir posibles contingencias o riesgos durante el trayecto. Tras la cancelación, se les devolvió el dinero del pasaje, pero no el del seguro. La tenacidad de Elena, abogada de formación, la llevó a plantear un proceso judicial contra Ryanair. Finalmente, la jueza del Juzgado de lo Mercantil n.º 3 de Huesca ha fallado a su favor, condenando a Ryanair a devolver el dinero abonado.

La demandante, satisfecha por el fallo judicial, ha asegurado que con esta demanda ha querido hacer de "Pepito Grillo" y demostrar que es posible plantar cara a las grandes compañías, que intentan abrumar a los ciudadanos con todo su poder para que no los lleven a juicio. Las cuentas son claras: sólo con que la mitad de los viajeros hubiera contratado un seguro, Ryanair al no devolverlos, habría ganado cuatro millones de euros. La pereza o el miedo a meterse en un largo proceso plagado de obstáculos y dificultades, lleva a los consumidores a no iniciar acciones judiciales, por unos pocos euros que, en el total, suponen pingües beneficios a empresas como la demandada.

No fue el caso de Elena. Envió su reclamación a Irlanda, dado que Ryanair no tiene sede oficial en España. Pero no obtuvo ninguna respuesta, por lo que acudió a AESA, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, quien sí que pudo localizarlos pero les contestaron que el no devolver el seguro estaba dentro de los "términos y condiciones" de la venta de los billetes del vuelo. Era la razón tras la que la compañía aérea se escudaba para no devolver el dinero del seguro recibido.

Por ello, AESA le recomendó que fuera a juicio, y Elena no se arredró, y presentó ante el Juzgado n.º 3 de lo Mercantil de Huesca, un juicio verbal de reclamación de los importes de los tres seguros que no les reembolsaba Ryanair.

Seis meses después de haber iniciado el procedimiento, ha llegado la sentencia judicial, que considera que "la no devolución de la prima de un seguro vinculado a unos billetes tras la cancelación unilateral de quien emite los billetes, comercializa y percibe las primas del seguro, supone una cláusula abusiva y un enriquecimiento injusto, al apropiarse de una cuantía que no responde a servicio efectivamente prestado por decisión de la propia entidad".

Por ello, en el fallo judicial condena a Ryanair a abonar los casi 60 euros de los tres seguros, así como las costas procesales. Contra esta sentencia, además, no cabe interponer recurso.

Comentarios