coronavirus

Una semana sin colegio, y quedan tres

Profesores y centros se ponen en contacto con padres y alumnos para avanzar, en la medida que cabe

Días duros para los más pequeños
Días duros para los más pequeños

Los más pequeños de la casa continúan en su confinamiento de la mejor manera que pueden y sin poder asistir a las clases que estaban previstas. En cada centro lo hacen de una manera, también para cada curso y edad, pero los profesores están en contacto con los padres para que se puedan seguir haciendo algunas tareas.

A través de correo electrónico y de otros medios telemáticos el contacto es diario y es que los deberes que se habían mandando con los alumnos para casa el último día de clase se van a quedar cortos al ampliarse otros 15 días el estado de alarma y la cuarentena en las casas.

Cada día pesa, sobre todo en los más pequeños que miran a la ventana con ganas de salir y en los momentos en los que ven gente en la calle preguntan por qué pueden ellos estar allí, sin entender muy bien la situación, aunque como dicen expertos en educación, al fin y al cabo los más pequeños son los que mejor se adaptan a cualquier tipo de situación.

Un horario, rutinas, hacer un poco de los trabajos cada día, algo de baile, deporte y movimiento… son muchos los consejos que se dan estos días que se hacen largos en el seno de los más pequeños que ya piensan en lo que van a hacer cuando puedan salir de casa.

Comentarios