huesca

Vecinos de las calles Sancho Ramírez y Azlor protestan por las molestias e incumplimientos del bar Cubitos

Mantendrán una reunión con el Ayuntamiento de Huesca, para presentarles todas sus quejas, este lunes

Los vecinos protestan por los incumplimientos del Cubitos
Los vecinos de Sancho Ramírez y Azlor protestan por los incumplimientos del Cubitos


Un grupo de vecinos residentes en el entorno de las calles Sancho Ramírez y Azlor han enviado al Ayuntamiento de Huesca una carta, en la que muestran su queja y su preocupación por lo que consideran graves problemas de convivencia que provoca un café cantante, el Cubitos, ubicado en dichas calles. Denuncian ruidos, tumultos y peleas, suciedad o incumplimiento del aforo y de las medidas sanitarias. Está previsto que mantengan con responsables del Ayuntamiento de Huesca, a quien acusan de dejación de funciones, una reunión el lunes por la tarde, en el local de la Asociación de Vecinos del barrio de Santo Domingo y San Martín.

Los vecinos firmantes protestan porque este local, al que tildan de generador de problemas, supera ampliamente la normativa municipal de emisión de ruidos, bajando el volumen de la música solo cuando llega la Policía Local a realizar mediciones. A ello se suman continuos tumultos, peleas, gritos, destrozos en los patios, amenazas y agresiones a los vecinos cuando se quejan, o suciedad, con vómitos, vasos tirados por la calle, botellas rotas u orines producidos por la clientela de dicho establecimiento.

Las quejas contra el Cubitos hacen referencia a numerosos incumplimientos, además de dejadez y suciedad
Las quejas contra el Cubitos hacen referencia a numerosos incumplimientos, además de problemas por peleas, gritos y suciedad

Del mismo modo, reprochan que, ante la pasividad de las autoridades competentes, está incumpliendo constantemente las medidas sanitarias anti covid. Reconocen que aplica el horario de ocio nocturno, cerrando a las 4 de la mañana, pero es lo único que cumple, puesto que no lo hacen con la normativa de aforo, donde consideran que, debido a las reducidas dimensiones del local, es imposible asumir las 45 personas que anuncian en su puerta, si no se puede consumir en barra, ni utilizar la pista de baile, y hay que consumir en mesas.

Por todo, los vecinos hacen un llamamiento a los responsables municipales para que hagan cumplir la ley y que su caso, se sanciones el reiterado incumplimiento de este café cantante.

Hay que recordar que este bar ya recibió en julio del pasado año cuatro propuestas sancionadoras, que conllevaron un cierre temporal, por varios incumplimientos. Entre otras infracciones que se superaba el aforo permitido, llegando a triplicarlo; había en su interior ausencia total de mascarillas y la zona baile estaba habilitada para ello, en vez de ser usada con mesas como estaba obligado.