huesca

Vigilar las pertenencias y que la vivienda parezca habitada, claves para las fiestas de San Lorenzo

Durante las celebraciones, aumentan las aglomeraciones y se convierte en una situación propicia para la actuación de los ladrones y carteristas

Chunta ha analizado las fiestas de San Lorenzo
Evitar hurtos pasa por no perder de vista los objetos personales, como bolsos, chaquetas o mochilas, en los bares y demás establecimientos

Las fiestas patronales son un periodo para disfrutar y divertirse, pero no hay que descuidar detalles como las propias pertenencias porque es un escenario propicio para los robos y para diversos tipos de delitos. Por ese motivo, la Policía Nacional advierte de que hay que prestar especial atención a los niños, personas mayores y evitar ser víctima de ladrones y carteristas.  

Entre las recomendaciones para evitar hurtos se encuentran no perder de vista los objetos personales, como bolsos, chaquetas o mochilas, en los bares y demás establecimientos, no dejar los teléfonos móviles o carteras encima de la barra o la mesa, no dejar las chaquetas o bolsos en el respaldo de la silla, guardar carteras y móviles en bolsillos interiores y llevar el bolso cerrado. Además, se recomienda desconfiar de ayudas procedentes de desconocidos, como avisos de manchas de ropa o averías en el vehículo, y no dejar objetos de valor a la vista en los coches, ni siquiera bolsas.

En caso de que haya sido víctima de un hurto, debe dar aviso a los servicios policiales, y aportar los máximos datos posibles en su denuncia. Alerte a su entidad bancaria de que le han sustraído la tarjeta de crédito para que la anule de inmediato. La Policía Nacional recuerda que comprar objetos en el mercado negro a sabiendas de que han sido robados constituye un delito de receptación castigado con penas de prisión de 6 meses a 2 años. Comprar efectos robados incentiva que se sigan cometiendo delitos para obtener beneficios a través de su venta.

En relación con la seguridad de los niños, se recomienda no perderles de vista en lugares abarrotados y enseñar a los pequeños a memorizar su nombre, domicilio y teléfono o utilizar una pulsera que recoja esos datos. En caso de extravío, los menores deben permanecer parados y pedir ayuda.

Los consejos indicados para los mayores son no hacer ostentación de joyas u objetos de valor y proteger el bolso y la cartera en las aglomeraciones, no aceptar propuestas ventajosas que le ofrezcan en la calle y no abrir la puerta del domicilio o de la portería a personas desconocidas.
Desconfíe de las personas que llaman a la puerta ofreciendo la venta de cualquier producto o solicitando información para organismos públicos o asociación y exija siempre acreditación de los representantes de servicios técnicos (gas, luz, agua, reparaciones, cobros, etc.) y confírmela telefónicamente. Si utiliza los cajeros automáticos, no lleve las claves anotadas, vigile los alrededores y evite sacar cantidades importantes de dinero de una sola vez. Tape la mano con la que teclea su clave secreta.

Cuando abandone temporalmente su domicilio, asegúrese que las puertas y las ventanas quedan bien cerradas y cierre siempre la puerta con llave aunque se ausente del domicilio por un breve espacio de tiempo. No desconecte el timbre y nunca esconda una llave de emergencia en las proximidades de su casa.

Intente transmitir que su vivienda aparenta estar habitada. No baje las ventanas totalmente, emplee temporizadores automáticos para encender y apagar las luces. No deje objetos de valor elevado, llaves de vehículos, documentos importantes o claves de tarjetas de crédito, guárdelos en una caja de seguridad. No haga públicos sus planes de vacaciones y pídale a alguien de confianza que recoja las cartas del buzón.

Se recuerda que no está permitido llevar armas, objetos peligrosos ni drogas a las zonas de ocio y que la posesión de estos objetos y sustancias supone una infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana. Las multas por este delito oscilan entre los 601 y los 10.400 euros. Si la persona ha sido denunciada anteriormente por hechos similares, el importe puede ascender a 20.200 euros. En el año 2017 fueron denunciadas 116 personas por este tipo de infracciones en las fiestas de San Lorenzo.

Comentarios