el tiempo

Vigilan el caudal del Flumen tras la tromba de agua caída en la Sierra

Se ha registrado en Guara una precipitación de 80 litros por metro cuadrado, 60 de los cuales cayeron en una hora

Alerta en el Flumen
En una hora se registraban más de 60 litros por metro cuadrado

Los municipios de Loporzano, Quicena y Tierz han sido avisado de una posible crecida súbita del río Flumen, como consecuencia de las importantes precipitaciones registradas en la zona del embalse de Montearagón, aunque según trasladan los alcaldes de la zona, no ha habido problemas reseñables.

El momento de mayor precipitación se registraba este viernes entre las 19:30 y las 20:30 horas, espacio de tiempo en el que caían 60 litros por metro cuadrado.

En Huesca capital no se registraban grandes afecciones, pero sí que se notaba el agua en algunos puntos como en la calle Lanuza o en la avenida Martínez de Velasco donde se formaban algunas pequeñas balsas de agua. En la calle Teruel se taponaba una arqueta pero se evacuó rápidamente. También se podía observar acumulación de agua, al rebosar alcantarillas, en las calles Padre Huesca, San Lorenzo, Doña Sancha, Calatayud y Ainielle.

También la fuerte tormenta provocaba algunas incidencias en el Polígono Sepes, en la avenida Doctor Artero y en algunos garajes en la calle Calatayud (aquí, además, se debía cortar la calle hasta que las alcantarillas lograban tragar el agua). Igualmente, caían cascotes a la calle en la avenida Monegros 26.

Un árbol caía en la zona de San Viator, y un coche se quedaba atrapado en la calle Artes Gráficas, donde debía acudir la Policía Local para ayudarle.


Lluvia en Martínez de Velasco

El Ayuntamiento de Huesca tiene activado un operativo especial de seguimiento por si existen problemas mientras dure la previsión por tormentas y lluvias en la ciudad de Huesca. 

Más imágenes de lluvia en la ciudad

Tormenta que venía hacia Huesca desde Zaragoza con gran fuerza, provocando a primera hora de la tarde que algunos vehículos que circulaban por la autovía tuvieran que parar en el arcén debido a que la visibilidad era muy complicada.