HUESCA

La Cámara de Huesca y Proyecto Salvavidas facilitan espacios cardioprotegidos en las empresas

A través de un convenio de colaboración, ambas entidades ofrecen condiciones ventajosas para la instalación de desfibriladores

La Cámara de Huesca y Proyecto Salvavidas
La Cámara de Huesca y Proyecto Salvavidas

El Proyecto Salvavidas (www.salvavidas.eu) y la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Huesca mantienen en vigor un convenio de colaboración mediante el que se facilita el acceso de las empresas altoaragonesas a equipos de cardioprotección con los que poder salvar vidas en casos de parada cardiaca. Gracias a este acuerdo, las empresas de Huesca se benefician de ventajas en la contratación de los servicios ofrecidos por el Proyecto Salvavidas, tanto en la instalación de equipos desfibriladores de última generación en sus centros de trabajo, como en la impartición de acciones formativas en cardioprotección.

Proyecto Salvavidas es una empresa puntera en materia de cardioprotección, que cuenta con cientos de clientes en España, desde empresas de todo tamaño, hasta instalaciones deportivas, colegios, comisarías, ayuntamientos, etcétera. Gracias al acuerdo, las empresas de la provincia de Huesca tienen la oportunidad de  disponer de todos los elementos al menor coste de forma independiente, con el fin de poder dar servicio tanto a las empresas que no disponen de desfibriladores como a las que tienen y se puedan beneficiar de la formación homologada, reciclaje, mantenimientos o certificaciones.

A la hora de valorar la importancia de contar con este tipo de aparatos, hay que subrayar que para la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la inmediatez de un desfribilador público ofrece los mejores resultados ante un paro cardiaco. Además, puede subrayarse que, según la SEC, “se estima que alrededor del 12% de todas las muertes en España son súbitas, unas 50.000 al año, y de estas la gran mayoría son por un paro cardiaco. La mayoría de los paros cardiacos que tienen lugar fuera de un hospital son por ritmo desfibrilable y potencialmente tratables con un DEA (desfibrilador externo automático)”.

La Cámara de Huesca fue pionera al convertirse, en el año 2008, en el primer espacio cardioprotegido de la provincia (al margen de los espacios de carácter sanitario) y mantiene vivo, dentro de sus acciones de Responsabilidad Social Corporativa, su compromiso en lo relativo a sensibilizar y concienciar a las empresas sobre la importancia de contar con desfibriladores en sus centros de trabajo para poder salvar vidas. En este sentido, el director de Operaciones de Proyecto Salvavidas, Marco Antonio Rodríguez, y la secretaria general de la Cámara, Celia Elfau, han acordado, en el marco del convenio, celebrar próximamente acciones de sensibilización dirigidas al tejido empresarial.

La oferta actual a la que pueden acogerse las empresas gracias al convenio de colaboración entre la Cámara de Comercio de Huesca y el Proyecto Salvavidas consiste en un servicio integral de cardioprotección por 50 euros mensuales, que incluye equipamiento de última generación, vitrina y señalética, mantenimiento, seguro de responsabilidad civil y alta en el registro del Gobierno de Aragón.

Comentarios