ejército

La División Castillejos llegará a Huesca en el segundo semestre de 2020

El cuartel Sancho Ramírez va a estar en obras tres años, para acoger a unos 600 militares en unas modernas instalaciones

general de División Fernando García González-Valerio
El general de División Valerio asegura que los plazos se están cumpliendo con normalidad



El general de División Fernando García González-Valerio, responsable de la División Castillejos, ha indicado que los plazos para acometer el acondicionamiento del cuartel Sancho Ramírez donde se ubicará, se van cumpliendo según el calendario inicialmente previsto. Oficialmente, la fecha de llegada es el 2º semestre de 2020. Los militares llegarán en bloque y se espera que sean entre 500 y 600 efectivos.

La USAC, unidad de servicios del acuartelamiento, presente en el Sancho Ramírez desde el pasado 2 de enero, es la encargada de coordinar todas las obras que se están realizando y las que todavía quedan, y la que recibirá cuando llegue, al grueso de la División. Si todos los plazos se cumplen y hay dotación económica, está previsto que sea en en segundo semestre de 2020, aunque se está haciendo todo lo posible para acelerar el traslado, porque tienen claro que lo tienen que hacer en bloque, para no perder las capacidades con las que ahora cuentan en el acuartelamiento Teniente Muñoz Castellanos de Madrid, donde se encuentran en la actualidad.

Antes de esta llegada hay tres años de obras para adecuar el actual acuartelamiento con el fin de, aprovechando toda la estructura existente y algunas partes que estaban en buenas condiciones, tener un cuartel moderno dentro de la sobriedad que caracteriza al Ejército. Estará dividido en zonas de trabajo, zonas de instrucción, logística con todos los talleres, almacenes, gasolinera, zona de vida para todo el personal que comerá allí y para quienes pernoctarán en el cuartel, así como instalaciones deportivas.

De las 20 actuaciones previstas para este año, 15 ya están licitadas y nueve están en marcha. El grueso de las obras se llevará a cabo en 2019, se van a invertir unos 10 millones de euros.

El general González-Valerio asegura que la llegada de esta División a Huesca va a ser muy positiva económicamente hablando para la ciudad. En su opinión, no ofrece ninguna duda el beneficio que supone llevar una unidad militar a una ciudad. Dicho beneficio no es solo por las obras que se van a realizar, sino también posteriormente, con el personal militar viviendo en Huesca, muchos de ellos acompañados de sus familias.

A Huesca llegarán entre 500 y 600 militares. Sin embargo, todavía es difícil saber cuántos nuevos habitantes se instalarán en la capital oscense, puesto que es de esperar que, una vez establecidos, y solventados temas de alojamientos o colegios, vayan llegando sus familias.

El general González-Valerio recuerda que este cuartel general tiene una vocación expedicionaria, y que están preparados y formándose continuamente para ser desplegados en cualquier tiempo del mundo con un tiempo de respuesta lo más breve posible.

Fernando García González-Valerio, general de división 
Comentarios