deportes

La FADI incorpora programas específicos para impulsar y poner en valor el papel de la mujer en los deportes de invierno

Diez mujeres con una prestigiosa trayectoria profesional y referentes, cada una de ellas, en sus distintos ámbitos laborales, trabajarán estrechamente

Mujeres que trabajan en la FADI
Mujeres que trabajan en la FADI

La Federación Aragonesa de Deportes de Invierno, en su apuesta por la igualdad real de oportunidades en todos los ámbitos, incorpora una nueva estrategia y desarrollará programas específicos con el objetivo de impulsar y poner en valor el papel de la mujer en los deportes de invierno, en cualquiera de sus facetas.

Desde 2018, la junta directiva de la FADI ha estado trabajando intensamente para implementar proyectos y programas que permitieran reconocer el papel de la mujer en los deportes de invierno. El que tuvo, el que tiene y el que tendrá, huyendo de estereotipos y rompiendo una lanza en favor de grandes profesionales que, al margen de razones de sexo u otros criterios subjetivos, hoy ocupan puestos directivos o técnicos en una federación moderna, adaptada a los tiempos y plenamente consolidada que se sostiene en los valores de esfuerzo, excelencia y superación de cada una de las personas que la forman.

En este sentido, diez mujeres con una prestigiosa trayectoria profesional y referentes, cada una de ellas, en sus distintos ámbitos laborales, trabajarán estrechamente con el presidente y el nuevo director deportivo de la FADI, José Ricardo Abad y Carlos Lannes, respectivamente, con el fin de implementar en la entidad políticas transversales a todas sus áreas (deportivas y técnicas) que permitan impulsar la incorporación de las deportistas de invierno aragonesas al ámbito profesional desde un apoyo, comprometido y firme, al desarrollo de sus carreras. Ellas son Berta Vigo del Arco, Elsa Fumanal, Belén Rubio, Rebeca Ruiz, Ana Galindo, Mercedes Oviedo, María del Oro, Tania Lamarca, Gemma Gutiérrez y Maribel García Illarramendi.

“Estas diez mujeres no están en la FADI por el hecho de ser mujeres, sino porque son las mejores en sus respectivos ámbitos”, explica Carlos Lannes. “En la Federación Aragonesa de Deportes de Invierno, y conforme a los valores deportivos por los que debemos regirnos, somos conscientes de que tenemos que trabajar con los mejores profesionales del sector, y en este caso, coincide que son mujeres. Por eso, no necesitamos hacer una discriminación positiva, ya que todas ellas son grandes profesionales que han demostrado sobradamente a lo largo de sus carreras que tienen méritos más que suficientes para ocupar los cargos que ocupan, trabajando junto con sus compañeros y, entre todos, formando un gran equipo como el que está al frente de la FADI en estos momentos”.

En el mismo sentido, José Ricardo Abad considera que “se está haciendo un trabajo muy importante en la FADI, y nuestro reto pasa por seguir impulsando el papel de la mujer en los deportes de invierno. Al margen de que seamos hombres o mujeres los que formamos el equipo directivo de la FADI, nuestro reto pasa por seguir trabajando para conseguir, precisamente, que no se tenga que hablar de estas cuestiones en el futuro, sino que a un deportista o a una deportista, sea del sexo que sea, se le valore exclusivamente por sus méritos deportivos”. “Además, el hecho de que todas estas mujeres estén estrechamente vinculadas con el territorio, y sean grandes conocedoras de nuestro entorno y unas enamoradas del mismo y de los deportes de invierno, es un valor añadido para el importante trabajo que, cada una en su ámbito, está desarrollando en la FADI”, añade el presidente.