educación

La Junta de Personal Docente de Huesca, indignada por la propuesta para la recuperación de los días perdidos por Filomena


La Junta de Personal Docente de la provincia de Huesca ha mostrado esta semana su malestar por la propuesta del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón para la recuperación de los días de suspensión de las clases presenciales como consecuencia de la borrasca Filomena de enero de 2021. Indican que la decisión de la suspensión de las clases no fue consultada con los representantes de los trabajadores y trabajadoras, entienden que la situación obligó a la premura con la que se tomó la decisión. Sin embargo, critican que en este momento (en el que sí hay tiempo para adoptar una decisión escuchando a todas las partes) el Dpto. de Educación propone unilateralmente y entiende que pasándolo a consulta del Consejo Escolar se siguen todos los cauces democráticos establecidos.

Pero, denuncian, no tiene en cuenta la opinión de los profesionales de la enseñanza y la decisión ya está tomada. Consideran que se trata de una estrategia meramente política, ya que no hay indicios de la utilización de criterios pedagógicos ni de consenso en la decisión y contempla sólo la parte asistencial del sistema educativo.

Las organizaciones sindicales recuerdan que han pedido en los últimos años un plan de contingencia claro y concreto para atender inclemencias meteorológicas de este tipo que evite modificaciones en el calendario escolar. Tampoco se han tenido en cuenta las circunstancias particulares de cada centro, en especial de los centros de montaña donde todos los años se dan situaciones similares. Ni siquiera se planteó una decisión más flexible en la que, los centros que pudiesen asumir la asistencia a clase tanto de profesorado como alumnado, pudiesen hacerlo.

Y añaden que hay bastante personal que trabaja en jornadas parciales cuyos horarios no coinciden con los dos días de suspensión de la actividad lectiva, por lo que se dará la circunstancia de que se verían obligados a ir a trabajar dos días que ya han trabajado.

Aseguran que no están de acuerdo en que se cree un precedente de cambio de calendario laboral realizado unilateralmente por la Administración.