policía

La Policía Nacional apuesta por el cuidado del planeta con coches híbridos, de los que cuatro llegan a Huesca

Con tres vehículos camuflados y uno rotulado, la circulación urbana será menos contaminante y de menor consumo

Nuevos vehículos híbridos para la Policía Nacional en Aragón
Nuevos vehículos híbridos para la Policía Nacional en Aragón


La Policía Nacional en Aragón aumenta su parque móvil con la adquisición de 21 nuevos vehículos de tecnología híbrida. De ellos, 13 se destinarán a Zaragoza, 4 a Huesca (tres camuflados y uno rotulado), y cuatro a Teruel. Dichos automóviles están formados por dos motores, uno térmico y otro eléctrico, con una potencia conjunta de 140 cv. Las ventajas de esta tecnología destacan en la circulación urbana con una menor emisión de contaminantes y un mínimo consumo. De esta forma, la Policía Nacional adopta una posición "eco-friendly" y de respeto al medio ambiente.

Otra de las ventajas a tener en cuenta del sistema propulsor de tecnología híbrida de estos modelos es que no necesitan cargar la batería conectándolo a la red eléctrica, ya que aprovechan la energía recuperada en las frenadas o del propio motor de combustión (que conectado al eléctrico, hace que este actúe como un generador para producir energía). Tanto el sistema de transmisión automática empleada, como la propulsión mediante motor eléctrico durante gran parte de su funcionamiento, permiten una fácil conducción de estos vehículos.

Del mismo modo, los nuevos coches policiales incorporan dos novedades respecto a la flota anterior. La primera es el puente de señalización de emergencia (luz azul fija) regulable en tres niveles, lo que persigue evitar una intensidad lumínica molesta en horas nocturnas para los demás usuarios de la vía pública, e incrementar la señalización durante el día. La segunda novedad, es la incorporación de una segunda batería que dote al vehículo de autonomía y garantice el servicio a pesar del intenso uso que supone el patrullaje policial.

Comentarios