HUESCA

La Subdelegación del Gobierno en Huesca asegura no tener más información sobre los casos de agresiones sexuales

Recuerda que corresponde a la Autoridad Judicial informar de la tramitación de atestados o decisiones que adopte

Isabel Blasco
Isabel Blasco, subdelegada del Gobierno en Huesca

Ante el rifirrafe entre partidos políticos y diferentes colectivos que ha supuesto la falta de información del ayuntamiento de Huesca y de la Subdelegación del Gobierno sobre si se habían presentado denuncias o no por las dos presuntas agresiones sexuales cometidas en San Lorenzo, la Subdelegación ha emitido un comunicado recordando las actuaciones que se han llevado a cabo y justificando su silencio al entender que el asunto depende ya de la Autoridad Judicial, quien decidirá las resoluciones que crea convenientes. Además, niegan tajantemente que haya habido ningún intento de ocultamiento de los hechos.

A lo largo de varios puntos, el comunicado explica los hechos. Indica que la Policía Nacional, cuando se presume la posible comisión de un delito, actúa como Policía Judicial bajo la dependencia y control de la Autoridad Judicial en cada caso competente. Y en cuanto a los hechos ocurridos durante las fiestas, se recuerda que la Subdelegada del Gobierno informó de que la Policía Nacional había iniciado de oficio dos procedimientos penales por la posible comisión de dos delitos de índole sexual, todo ello sin perjuicio de que posteriormente por la Fiscalía y la Autoridad Judicial pueda entenderse que haya o no denuncia de la presunta afectada en uno de los casos.

Ambos atestados, una vez realizada la pertinente investigación y las necesarias comprobaciones, fueron remitidos por la Comisaría Provincial de Policía a la Autoridad Judicial para que, por el Juez competente, con la participación de la Fiscalía, se adoptara la decisión que estimara procedente, en aplicación del ordenamiento jurídico vigente. La Subdelegación considera que debe darse un periodo de tiempo imprescindible para que las Fuerzas de Seguridad puedan realizar las investigaciones para el esclarecimiento de los hechos y para la puesta a disposición de la Autoridad Judicial de los presuntos autores, al tiempo que indica que se debe preservar con el mayor rigor, la identidad de las víctimas.

Destacan la eficaz y rápida actuación de los funcionarios de la Policía Nacional, que permitió la atención inmediata a las víctimas y poner a disposición judicial, en un tiempo mínimo, los hechos investigados.

Al mismo tiempo, rechaza tajantemente que haya habido ningún intento de ocultamiento de los hechos; al contrario, en cuando fue posible, informó a la ciudadanía de la incoación de oficio de los procedimientos en cuestión. Y reitera que a partir de entonces, corresponde a la Autoridad Judicial informar, si lo considera pertinente, de la posterior tramitación de los atestados y de las decisiones que, en su caso adopte. Añade que en ningún momento dicha autoridad ha comunicado a la Subdelegación las medidas adoptadas en cuanto a la detención de uno de los presuntos autores.

Tras condenar sin paliativos cualquier agresión de índole sexual, la Subdelegación reitera que, actualmente, no es competente para informar sobre el posterior devenir de los procedimientos que, en su caso, incoe y tramite la Autoridad Judicial competente, ni sobre las resoluciones que adopte.

Comentarios