huesca 

Malestar en las librerías por la compra de libros para las bibliotecas municipales a una empresa de Almería 

Las librerías protestan por una situación injusta y de la que ya advirtieron al Ayuntamiento en agosto de que se iría ese dinero fuera de la ciudad 

Interior de la biblioteca con numerosos libros en su interior
Interior de la biblioteca con numerosos libros en su interior

La asociación provincial de librerías de Huesca ha hecho público su malestar por la compra por parte del Ayuntamiento de Huesca de varios libros para las bibliotecas que gestiona a una empresa de Almería. Desde este colectivo se señala que los criterios de precio en un pliego de estas condiciones son absurdos ya que la Ley del libro obliga a que sean iguales en todas las tiendas y que en caso de empate, como así ha ocurrido, sean otros criterios de selección los que se tengan en cuenta y en los que las librerías ni de Huesca, ni de la provincia pueden llegar.

Fernando Arguis, miembro de la asociación
CORTE ARGUIS 1 CONCURSO 04

En este sentido los libreros de la capital indican que en el mes de agosto ya se pusieron en contacto con el Ayuntamiento para informarles de que los criterios que iban a usar no eran los correctos y que lo que iba a suceder es que una empresa de fuera se llevaría el concurso.

En el caso de empate en una situación de estas características si que entra le ley de concursos públicos para deshacer el empate, señalan desde la asociación provincial. Los criterios que marca la ley son condiciones a los que una librería de Huesca no puede competir ya que en muchos casos son negocios muy pequeños con uno o dos trabajadores o “mini empresas familiares”.

El colectivo no entiende como a la hora de redactar un concurso el propio Ayuntamiento no impone unos criterios de proximidad como si que hacen otras ciudades. Una situación que califican de absurda e injusta por parte del consistorio oscenses ya que las librerías de Huesca se ven perjudicadas por los concurso públicos de sus instituciones y además no pueden competir a concursos de otras ciudades porque los ayuntamientos se lo prohíben.

Señalan que de nada sirven las campañas de comprar en tu ciudad y de apoyo al comercio local cuando ellos mismos son los primeros que ponen trabas.

Comentarios