huesca

Las ordenanzas fiscales de Huesca pretenden que no haya incremento de la presión fiscal

El concejal de Hacienda recuerda que entrará menos dinero al consistorio, que pierde capacidad de gestión

José María Romance, concejal de Hacienda, en la presentación
José María Romance, concejal de Hacienda, indicaba que durante todo el mes de septiembre se está trabajando en las ordenanzas


El próximo 1 de octubre, el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Huesca, José M.ª Romance, presentará en comisión el proyecto de Ordenanzas fiscales para el próximo año, de modo que los grupos de la oposición lo conozcan. Hace unos días ya se anunció que este año no se llevará a cabo la actualización de valores catastrales, para no añadir más gastos a lo que está siendo una situación complicada para las familias oscenses.

Este va a ser el criterio a aplicar para 2021, que no haya aumento de la presión fiscal, y que el ciudadano pueda mantener su poder adquisitivo en esta situación complicada que se está viviendo.

La tendencia es, pues, a mantenerse y no incrementar la presión fiscal a los ciudadanos. Ya se dijo que con la no actualización de los valores catastrales, el Ayuntamiento de Huesca dejaría de ingresar 500.000 euros, y lo mismo ocurrirá con el resto de ordenanzas, tasas o impuestos que no aumenten. Romance recordaba que al ingresar menos dinero, se va perdiendo capacidad de gestión, pero los ciudadanos siguen pidiendo que se presten todos los servicios. A pesar de ello, la prioridad será mantener a cero la presión fiscal, aunque ya se anuncia que, de cara a futuros ejercicios, habrá que proceder a ligeras subidas.

La oposición podrá presentar a su vez sus propuestas el día 7 de octubre. El concejal de Hacienda recuerda que, si son coherentes y favorecen o mejoran la situación de la ciudad, siempre se admite y se incluye alguna idea del resto de grupos. Es lo que ha hecho siempre desde que hace 5 años está al frente de este área municipal