huesca

Nochevieja tranquila en Huesca

La niebla y la gran animación marcan la primera noche del año

Control de la Policía Local de Huesca tras un accidente
La Policía Local vigilaba la noche oscense


La Nochevieja se ha vivido en la capital oscense con absoluta normalidad. Una noche muy fría y envuelta en la niebla, igual que ha amanecido el día de Año Nuevo, con temperaturas bajo cero. La tranquilidad era la nota predominante en las primeras horas de 2019, donde tan solo hay que destacar un conductor ebrio, que fue detenido al detectarse que conducía bajo la influencia del alcohol. Las birgadas municipales de limpieza trabajaban desde primera hora de este martes para dejar las calles limpias y sin rastro de la fiesta vivida durante la Nochevieja.

A lo largo de la noche, la Policía Local observó a un conductor que lo hacía de forma irregular. Cuando se le sometió a la prueba de alcoholemia, el nivel de alcohol en sangre era muy elevado, de 0,94 mg/litro, por lo que fue detenido, dado que cuando el resultado es superior a 0,50, trasciende ya al ámbito judicial. La concejala de Seguridad Ciudadana, Teresa Sas, se felicitaba por esta detención, al entender que con ella se ha podido evitar algún problema mayor.

Los responsables policiales también atendieron durante la noche a dos personas en estado de embriaguez, y uno de ellos fue incluso trasladado al Hospital San Jorge.

Finalmente, la concejala de Seguridad Ciudadana destacaba que al no haber habido cotillones, la Policía Local concentró su vigilancia en la zona de bares del Tubo donde ha habido muchísima gente durante toda la noche. Bares llenos donde apenas cabía nadie más, pero sin las habituales peleas por la calle, que se producen en Nochevieja, por lo que se considera que la noche ha sido muy tranquila.

El primer oscense del año se hace esperar y todavía no ha nacido ningún bebé ni, en principio, se espera ningún parto en el Hospital San Jorge para las próximas horas. 

Comentarios