CHA propone ampliar los horarios y usos culturales del Monasterio de Sijena

El pleno de las Cortes de Aragón debate este jueves una proposición no de ley presentada por Chunta Aragonesista relativa al Real Monasterio de Villanueva de Sijena. La portavoz del área de Cultura de esta formación, Nieves Ibeas, insta al Gobierno de Aragón a negociar con la Comunidad religiosa de las Hermanas de Belén la ampliación de los horarios y usos culturales y públicos del recinto.

La diputada defenderá en el pleno de las Cortes esta proposición no de ley en la que pide al Gobierno de Aragón que negocie un nuevo convenio con la comunidad religiosa del monasterio que sustituya al actual, firmado en el año 2000 y que es bastante restringido porque limita las visitas y excluye la realización de reuniones, actos culturales y celebraciones como bautizos, bodas o funerales.

Asimismo, solicita que el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena se incorpore al proceso de desarrollo y seguimiento de las obras de restauración, y participe en los posibles acuerdos que puedan firmarse en un futuro con relación al Monasterio en el propio municipio.

Tal y como explica Ibeas en la exposición de motivas de la proposición, ?las importantes inversiones procedentes de fondos públicos, y las que en concreto destina el Gobierno de Aragón para obras de restauración y consolidación de las ruinas del Real Monasterio, son posibles gracias al esfuerzo contributivo de la ciudadanía. Ésta, sin embargo, está siendo privada del disfrute de un bien cultural y artístico con importante repercusión turística, dándose la circunstancia de que los habitantes de Villanueva de Sijena y comarca han estado participando históricamente en el mantenimiento del Monasterio desde su fundación?.

El 20 de septiembre de 2000, la Diputación General de Aragón y la Comunidad de Religiosas de las Hermanas de Belén firmaron un convenio cuya vigencia se extiende hasta el 31 de diciembre de 2010, en el que se determinó el uso cultural y público del citado conjunto monástico, que se limitó a visitas guiadas de grupos reducidos en un espacio concreto del Real Monasterio, y excluyó la realización de reuniones, actos culturales y celebraciones. Tanto es así que los habitantes de la localidad no pueden utilizarlo para bautizos, bodas, primeras comuniones y funerales, circunstancia que se ve agravada por el cierre de la iglesia parroquial desde hace unos años por su precario estado de conservación.

Por todo ello, CHA propone que se rescinda el actual convenio y se negocie un nuevo acuerdo en el que se contemple la posibilidad de realización de actos culturales, institucionales y religiosos, especialmente en los espacios que han sido o van a ser objeto de restauración con fondos públicos o mediante intervención del Gobierno de Aragón. Tanto en esa negociación como en cualquier otro proyecto a que se realice respecto al monasterio, CHA considera necesario que participe también el Ayuntamiento, dada la importancia que para los habitantes de la localidad tiene el Monasterio de Sijena.

Comentarios