Cartas al director: Nos han echado

Mariano Burrial, AA:VV .San Lorenzo; Antonio Tuda, Bº San Martín; Antonio Paraíso, Bº Santiago

La Asociación de Vecinos del Barrio de Santiago desea hacer publica su indignación sobre los acuerdos adoptados por la Cofradía de Santiago, que con el consentimiento de la Archicofradía de la vera Cruz y la permisividad del Obispado de Huesca, han conseguido "echarnos fuera" de dicha Cofradía, donde esta Asociación ha venido

prestando su colaboración personal y económica desde hace unos 8 años, al no permitirse en los nuevos Estatutos aprobados que esta Asociación pudiera colaborar y que estuviera representada con uno o dos vocales en citada Cofradía.

Como antecedente diremos que en el año 1996, y ante la crisis por la que estaban pasando las procesiones de Semana santa, con escasa participación, la Junta Directiva de la Archicofradía de la vera Cruz presidida por D. Gonzalo Lorenzo, se puso en contacto con las Asociaciones de Vecinos de los Barrios de Santiago, San Lorenzo y Santo Domingo y san Martín, pidiendo nuestra colaboración con el fin de impulsar la participación de los vecinos en las procesiones a través-de cada- una de las Cofradías de Santiago, Preciosima Sangre y del Prendimiento, ayudar en la organización, y apoyo económico si fuera posible, idea que fue aceptada por la totalidad de Asociaciones.

Así se ha venido actuando, colaborando y velando por el buen funcionamiento de las Cofradías, año tras año, hasta que han surgido problemas con los gestores de la Cofradía de Santiago y su Banda de Tambores, sobre presentación de los balance de cuentas ante la Asociación del Barrio de Santiago, como así estaba acordado.

En la actualidad, tanto el Vicario General de pastoral del Obispado como los miembros de la actual Junta de la Vera cruz, que no han querido reconocer los acuerdos adoptados por la anterior Junta en el año 1996, han determinado que las Asociaciones de Vecinos no tienen derecho a conocer las cuentas de las Cofradías y que, el carácter civil de las Asociaciones de Vecinos nada tiene que ver con el carácter "religioso" de las Cofradías (incluidas sus bandas de tambores>, aspecto en el que no estamos en absoluto de acuerdo por cuanto la labor que hemos venido desarrollando encaja perfectamente en las funciones de nuestras Asociaciones; y como ejemplo diremos que en los Estatuto de las Cofradías de la Preciosísima sangre del Barrio de San Lorenzo, que fueron aprobados con fecha 16-2-01, y en el de la Cofradía El Prendimiento de marzo-99, ambos con el acuerdo favorable del Obispado de Huesca, sí se admite esta colaboración y tutela, que ahora se pone en duda para no sé qué intereses, y que por coherencia dará lugar a la reforma de estos Estatutos por ser contradictorios a las tesis que mantiene ahora el Vicario de pastoral del Obispado.

Por todo ello, las Asociaciones de Vecinos firmantes lamentan que después de llevar 8 años admitiendo nuestra colaboración, tanto personal como económica, sea ahora cuando ponen en tela de juicio que las Asociaciones no deberíamos haber participado con las Cofradías, demostrando con su actuación un desprecio hacia los vecinos de estos Barrios que han hecho posible con su participación el resurgir de nuestras procesiones, y declinando, a partir de ahora, cualquier responsabilidad sobre estas Cofradías hacia el Obispado de Huesca, a quién corresponde velar por su buen funcionamiento, quedando desvinculados totalmente de las respectivas Cofradías.

Comentarios