Más de 6.000 montisonenses por la Libertad, con la Constitución, contra el Terrorismo

La Plaza Mayor de Monzón y las calles aledañas se han llenado de montisonenses y comarcanos en la mayor concentración que se recuerda, con más de seis mil personas. Un gran lazo negro ha presidido el acto en el que el silencio, la palabra, los aplausos, la música y las velas han sido argumentos utilizados para condenar el terrorismo, mostrar la solidaridad con los madrileños, apoyar la Constitución y defender la Libertad.

Palabras para condenar, palabras de reconocimientos a los madrileños y las personas que trabajaron en los atentados, palabras para gritar ? Viva la Vida?.

Antes el pleno de Monzón, en sesión extraordinaria y urgente, condenaba cualquier tipo de terrorismo y pedía a los ciudadanos permanecer ? unidos en el dolor, compartámoslo con los que lo sienten en su propia carne, vayamos juntos por la senda de la convivencia y la vida, sigamos construyendo entre todos un mundo más justo y más libre. Es nuestro deber para los que nos sucederán. Es el cimiento de nuestra convivencia en libertad.

Nunca os olvidaremos... Sabemos que este inmenso sufrimiento no será en vano, porque, sencillamente, somos más, somos libres y no podrán con nosotros?.

La Comarca del Cinca Medio celebraba junta extraordinaria en la que quería e hacer llegar su condolencia a las familias desgarradas por la tragedia y su respeto y respaldo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. Mostrar así mismo nuestro más alto reconocimiento y apoyo a los diferentes colectivos que desde el primer momento reaccionaron incluso con peligro para sus vidas para atender a las víctimas y familiares de tan criminal atentado. La mejor forma de responder a los asesinos es mostrar la mas firme unidad de los partidos democráticos en defensa de la libertad, de la democracia, de la convivencia y en lucha contra el terrorismo.

Las velas depositadas en la escalinata del ayuntamiento, bajo el gran lazo negro, ha sido la última imagen que los más de seis mil montisonenses se han llevado a sus domicilios, en medio, de la rabia, sentimientos de impotencia y los acordes del Adagio de Albinoni, interpretada por el cuarteto Edelweis.

Comentarios