Se enciende la luz de alarma en la SD Huesca por los pobres resultados y las bajas

No termina de convencer el conjunto de Angel Chamarro que lleva dos victorias y seis empates en esta nueva etapa. En total 12 puntos de los 24 posibles en 8 partidos. Una pobre trayectoria para un equipo que además sigue acumulando bajas cada jornada por expulsiones y lesiones lo que está impidiendo al técnico contar con todo el potencial del equipo. Chamarro se ha visto obligado a echar mano de los jugadores que anteriormente no tuvieron oportunidades como Koke, Josema, Martín e incluso Angulo, que había decidido bajar al Huesca B ante la falta de minutos en el primer equipo.

El panorama no es muy halagüeño para los dos próximos partidos ante rivales de la talla del Teruel y Universidad. Equipos que están apurando sus opciones para engancharse al grupo de cabeza. El Huesca ha perdido la tercera plaza y es ahora cuarto tras el Binéfar con 51 puntos. Por detrás, siguen el Fraga con 50, Barbastro 48 y Teruel con 46, como principales amenazas para la zona de play-off.

En la lista de bajas hay jugadores tan destacados como Txiki, el flamante fichaje del mercado de invierno que tuvo la mala fortuna de lesionarse en el primer entrenamiento, además de Dani Aso, Espinosa, Miki, Jorge Sánchez y Castán, que están recuperándose de sus lesiones. Cornago se tuvo que retirar en el encuentro ante el Fuentes y se une a esa lista.

Para colmo de males, cada semana el Huesca pierde algún jugador por expulsión como es el caso de Moya y del debutante Ortiz, aunque de forma injusto, en el último partido. La única incorporación segura esta semana es la de Gerardo que ha cumplido ya su sanción.

El Huesca tiene en estos momentos hasta nueve jugadores fuera del equipo. La semana va a ser muy dura y es que alguno de ellos tendrá que recuperarse contra el reloj para poder hacer frente a un Teruel que vendrá al Alcoraz a por todas el próximo viernes.

El hecho de que el Huesca tenga un filial y que queden todavía 12 jugadores en condiciones hace imposible pensar en un aplazamiento como el técnico insinuó a la conclusión del partido con el Fuentes ya que el Huesca tiene fichas suficientes para poder hacer un once.

Comentarios