El Peñas rompió el maleficio en Monzón al ganar 82-83

Fue un derbi de los que hacen afición y que se decidió en el último segundo a favor de los de Carlos Lorés que han dado un paso más en la lucha por conseguir una de las tres primeras plazas para disputar la fase de ascenso. El encuentro tuvo varias fases y al final cualquiera de los dos podría haber ganado. La balanza se inclinó para los peñistas que hicieron un partido muy serio con Jonathan Ramírez como hombre destacado en ataque de nuevo, si bien todo el equipo estuvo a un buen nivel.

El ambiente en las gradas fue sin duda como el de las grandes ocasiones con dos aficiones volcadas con su equipo. Destacar que el Peñas CAI estuvo arropado por casi un centenar de aficionados que no cesaron de animar a los peñistas y que al final obligaron a saltar de nuevo a la pista a los verdiblancos que agradecieron el apoyo.

El encuentro comenzó con igualdad y los dos equipos se veía desde el inicio que querían la victoria como se había comentado durante toda la semana. Al final del primer cuarto la diferencia era de 20-17 para Cosehisa. En el segundo cuarto se rompió un poco el marcado y los montisonenses llegaron al descanso con un 46-33 que les situaba con ventaja para una segunda parte que se presumía disputada, como así fue.

Llegó la reacción peñista en el tercer cuarto. La dirección de David Viñas, la capacidad anotadora de Jonathan Ramírez, bien secundado por Arturo López y el dominio en el juego interior de los visitantes hicieron que al final de este cuarto se llegara con un ajustado 60-61. Fue en los diez últimos minutos donde más emoción se vio con el Peñas tomando una ventaja de cinco puntos que perdería gracias al buen hacer de los de Sito Alonso que tuvieron contra las cuerdas al Peñas y que pudieron haberse llevado el triunfo si hubieran anotado en la última acción del partido.

No fue así y el Peñas CAI rompía el maleficio en Monzón donde no había ganado en ninguna de las cuatro visitas anteriores. Esta victoria además deja a los de Carlos Lorés en una buena disposición para alcanzar la fase de ascenso. El próximo fin de semana habrá un partido clave en el Palacio de los Deportes con el Hospitalet, líder de la clasificación y que tiene dos victorias más que los oscenses.

Comentarios