Cartas al Director: Carta abierta del Alcalde de Sabiñánigo al Presidente de la CHE

Carlos Iglesias Estaún, alcalde de Sabiñánigo

Hoy día 9 de marzo he recibido con sorpresa su escrito en el que se le deniega a Sabiñánigo su inclusión entre los Ayuntamientos que van a firmar hoy mismo, el protocolo con el MIMAM. La sorpresa que me produce su escrito es doble. En primer lugar al enterarme previamente por los medios de comunicación que el Ayuntamiento de Sabiñánigo no es convocado a la multitudinaria firma de protocolos, en principio similares al de Sabiñánigo, cuando lo lógico es que esa circunstancia la hubiéramos conocido directamente por la CHE y con un plazo de tiempo mayor para poder incluso, resolver las diferencias y ser incluido nuestro Ayuntamiento en el acto de hoy. Ya entiendo, que aunque se diga lo contrario, las actuaciones de la CHE siguen estando marcadas por el periodo electoral en el que nos encontramos. Nada que oponer, aunque su talante Sr. Presidente en otro tiempo hubiera parecido otro.

En segundo lugar, mi sorpresa viene determinada y en este caso si que es de mayor importancia, por los argumentos que se esgrimen para denegar, en principio, nuestra solicitud. Dicen que nuestras peticiones no se ajustan a lo solicitado en su día a través de ADELPA, cuando como usted conoce esas fichas se elaboraron hace más de cinco años, por lo que algunas de esas necesidades se han resuelto o en algunos casos no son tan prioritarias ya que recogían aspectos generales de la Comarca y ahora se trataba de obras especificas de los Ayuntamientos. La autonomía municipal, en la que yo creo y me consta que usted también cree, o creía al menos en su época de Consejero del Gobierno de Aragón, debe decidir donde se encaminan esas importantes ayudas que desde el Ministerio de Medio Ambiente se han puesto a disposición de los Ayuntamientos. (Virtualmente en el caso de Sabiñánigo aunque espero que esa virtualidad sea sólo transitoria). Además en la relación de obras solicitadas, si que estaban incluidas algunas de las que en su día integraban el proyecto de ADELPA, en concreto la recuperación de riberas del Gállego y Tulivana a su paso por Sabiñánigo, por lo que su argumento es insostenible, y un mero pretexto para intentar dividir a los Ayuntamientos Pirenaicos en nuestra oposición al trasvase del Ebro, algo que llevan intentándo desde el primer protocolo firmado hace unos años.

No obstante todo lo anterior y como todavía pienso que el sentido común debe primar en la acción política, aun estamos a tiempo de recuperar el tiempo perdido e incluir en el protocolo a todos los Ayuntamientos que como el de Sabiñánigo han sido excluidos y con las obras por nosotros priorizadas. Si la condición es que se deben incluir exclusivamente los trabajos que en su día se integraban en la propuesta de ADELPA también estaremos de acuerdo, pero eso sí, siempre que esa condición se haya impuesto a TODOS los que felizmente hoy han firmado, algo que usted sabe es imposible. En caso contrario me parecería una acción discriminatoria con el municipio de Sabiñánigo y resto de Ayuntamientos excluidos caprichosamente del acto de hoy, algo que en ningún caso ni usted ni los municipios afectados, deberíamos consentir.

Comentarios