La Asociación de Empresarios de Sabiñánigo se ha reunido con CEOS-CEPYME

Una representación de la Asociación de Empresarios de Sabiñánigo encabezada por su presidenta, Arancha Esmiol ha visitado este miércoles la sede de CEOS-CEPYME Huesca para conocer las instalaciones de la Confederación y presentar al nuevo gerente de la asociación serrablesa, Pascual Pes, al que también acompañaba su vicepresidente Javier Alamañac.

En su reunión con el presidente de CEOS-CEPYME, José Luis Estallo y el Secretario General, Salvador Cored, se han tratado diversas cuestiones de interés para ambos colectivos empresariales, como la representatividad comarcal y la coordinación de actividades conjuntas.

Además, Estallo les ha explicado todo el abanico de servicios que la Confederación pone a disposición de todos sus asociados, y de los que puede disponer también la asociación serrablesa, como las asesorías en materia jurídica, laboral y fiscal de la Confederación y el trabajo que se desarrolla en el campo de la formación, la comunicación y el servicio de nóminas.

En este sentido, hay que recordar que la Confederación Empresarial de la Provincia de Huesca (CEOS-CEPYME Huesca) y la Asociación de Empresarios de Sabiñánigo firmaron el pasado mes de diciembre un convenio de colaboración que tiene como objetivo establecer los cauces de cooperación entre ambas organizaciones para el desarrollo de cualquier actividad y fundamentalmente delegar la representación empresarial de la Confederación a la asociación serrablesa ante cualquier órgano comarcal que se cree en el Alto Gállego.

Desde que se crease la nueva configuración comarcal y sus diferentes órganos administrativos, CEOS-CEPYME Huesca ha impulsado la integración de las organizaciones empresariales intersectoriales comarcales, materializando diferentes convenios de colaboración con la mayoría de ellas, para delegarles la representación empresarial ante los entes comarcales, en su calidad de máximo representante legal de las empresas altoaragonesas que le otorga la Constitución española.

Comentarios