Cartas al director: Corto, cortito

Trini Rincón, Responsable de política municipal de Izquierda Unida Huesca

La situación económica en el Ayuntamiento de Huesca provocada por el desenfreno en el gasto corriente (agitación y propaganda, así como seguridad privada fundamentalmente) están llevando a Fernando Elboj a tomar decisiones que sobrepasan con mucho lo que el PSOE está criticando en otras ciudades a equipos del gobierno del PP. Y es el anuncio, con el apoyo entusiasta del grupo popular, de que se va a encargar a una empresa el estudio sobre el sistema más ?rentable? para la gestión privada del agua (a pesar de que Germán Sanromán dejo dicho en un debate celebrado en la sede de UGT durante la pasada campaña electoral, y en el que representaba a la candidatura socialista: ?mientras el PSOE gobierne el Ayuntamiento de Huesca no se privatizará ningún servicio?).

Otra de las ?joyas? de la gestión de Fernando Elboj es su proyecto de presupuestos. Mientras que Zapatero anuncia ?muy serio él? que el suelo público tiene que destinarse a vivienda de protección, el Alcalde va a vender a los promotores privados el patrimonio de suelo de todos los ciudadanos y ciudadanas de Huesca. Va a convertir al Ayuntamiento de Huesca en el principal especulador de la ciudad con el triste argumento de una mayoría absoluta ?como un Aznar cualquiera?, y va a incumplir la legislación urbanística aprobada por las Cortes de Aragón con el único fin de sufragar una gestión enfocada, más al dispendio electoralista, que a la inversión en futuro.

No conforme con todo esto el Alcalde ha dado el visto bueno a uno de los más descarados pelotazos urbanísticos que se hayan producido en esta ciudad en los últimos veinte años y en el cual se ha calculado la edificabilidad para no tener que construir vivienda de Protección Oficial. El proyecto de LOMACI para la construcción de chales en las proximidades de Cillas fue presentado por la constructora como alegación al Plan General y se rechazó por la unanimidad de los grupos políticos e informes de los técnicos. Posteriormente el constructor presentó un recurso ante el COTA (organismo de la DGA) que también fue rechazado con todos los informes favorables a la desestimación. No conforme ha realizado un recurso de alzada ante el consejero de Vivienda del Gobierno de Aragón y es en este momento (aprovechado que no se pueden presentar alegaciones y sin exposición pública) cuando Fernando Elboj, con el único argumento de una supuesta ?rentabilidad económica?, da un vuelco a los criterios urbanísticos que venía defendiendo.

A pesar de todo lo mencionado la mayor gravedad del asunto estriba en los términos en que ha sido pactado el negocio entre Fernando Elboj y Marino López. El papelote dice que la constructora ?cederá? 4,2 millones de euros; de ellos se descontará lo que la promotora estime necesario para dotar de agua y alcantarillado a la urbanización (lo cual corresponde a los constructores por ley y por lo tanto tendrían que haberlo hecho a descontar de sus beneficios), y lo que LOMACI estime que sobra se empleará en obras del ciclo del agua. Y si alguien piensa que estas obras saldrán a concurso público como marca la ley se equivoca, los proyectos y obras los gestionará LOMACI. O lo que es igual: estas ?perras? son para ti, pero ya te las guardo y administro yo que soy más listo.

Suponiendo la honradez del Alcalde a la hora de aprobar este desmán urbanístico, vistas las condiciones pactadas con LOMACI que le atan de pies y manos, la conclusión que va ha sacar la ciudadanía está cantada.

Comentarios