El abandono de un coche robado en la vía obliga a detener el tren Irún- Barcelona

Efectivos de la Guardia Civil de Novales detuvieron este miércoles a un hombre, de nacionalidad rumana y residente en Fañanás, por un presunto delito contra la propiedad y desórdenes públicos. El detenido, P.G., de 21 años, sufrió un accidente de circulación cuando conducía un vehículo robado por la antigua carretera del barrio de la estación de Sariñena, a la altura del kilómetro 91 de la vía férrea.

Después de suceder el accidente y el abandono de este coche en la vía, del que la Guardia Civil tuvo conocimiento a primera hora de la madrugada, se procedió a interrumpir temporalmente la circulación del tren de Pasajeros ?Estrella Pío Baroja?, número 933, que cubre el trayecto entre Barcelona e Irún, a la altura de la localidad de Monzón. El tren estuvo parado en la vía entre la 1:34 y la 1:58 horas, hasta que pudo ser retirado el vehículo accidentado.

El Renault 11 TXE, matrícula Z-1769-X, que había sido sustraído con anterioridad en la localidad de Fañanás, colisionó durante la madrugada del pasado lunes contra un montículo de protección de las vías férreas (Zaragoza-Lérida) y su conductor abandonó el vehículo en la vía, impidiendo la circulación ferroviaria.

La Guardia Civil inició la investigación que permitiría detener al presunto autor de este delito contra la propiedad y desórdenes públicos consultando en el hospital San Jorge de Huesca, y los centros de Salud de Grañén y Sariñena, pero en estos centros no había sido atendida ninguna persona por accidente.

Finalmente, los efectivos de la Guardia Civil de Novales consiguieron detener al presunto autor de estos hechos, quien ha manifestado que en el momento del accidente se encontraba acompañado de otro ciudadano rumano, que tiene fijada su residencia en la localidad de Sariñena.

Las diligencias, instruidas por la Guardia Civil de Novales, han sido remitidas al juzgado de Instrucción número 3 de Huesca.

Comentarios