SEO/Birdlife ha elegido a la avutarda como “Ave del Año 2004”

2004030603 avutarda.jpg

La Avutarda común ha sido la especie elegida por SEO/Birdlife como "Ave del Año 2004". Desde 1988 la Sociedad Española de Ornitología designa el "Ave del Año" con el fin de informar y sensibilizar sobre alguna especie de nuestra avifauna que requiere de una atención especial debido a su delicada situación de conservación.

En esta ocasión, la especie elegida mantiene unos 23.000 ejemplares en nuestro país, más de la mitad de la población mundial. En Aragón, la población se concentra en dos grandes áreas: Monegros y Gallocanta. Además, se registran avutardas en Gurrea de Gállego, Belchite, Bajo Aragón, Campo Romanos, Campo Visiedo y Jiloca turolense aunque en menor medida. En el 2003, la población de avutardas en Aragón se ha estimado en unos doscientos ejemplares, según los datos ofrecidos por el director general de Medio Natural, Alberto Contreras, que ha estado acompañado en la rueda de prensa por Alberto Madroño, responsable de Conservación de Especies de SEO/Birdlife.

Aunque la población en términos cuantitativos en Aragón es mínima, su supervivencia en este núcleo es de gran importancia estratégica al encontrarse en el Valle del Ebro. La avutarda figura en el Catálogo Aragonés de Especies Amenazadas con la categoría de Vulnerable. En la Avutarda se reflejan los problemas que aquejan al conjunto de las aves ligadas a medios agrarios, cuya principal causa de regresión es la pérdida y degradación del hábitat agroestepario tradicional. En el 2001, el Departamento de Medio Ambiente encargó un estudio sobre la situación que permitiera sentar las bases de una estrategia de conservación. Este plan marcaba el seguimiento de población a través de censos mensuales, censos parciales, seguimiento en periodo de apareamiento y reproducción, marcaje de pollos y su seguimiento así como seguimiento de invernada.

Uno de los objetivos de esta investigación ha sido el diseño y mantenimiento de una base de datos actualizada, útil para gestionar la información de la especie, y que permite el tratamiento de la información mediante Sistemas de Información Geográfica. En él se registran datos como el censo de Monegros que oscila entre los 87 avutardas en enero y 80 en febrero. En Gallocanta oscila entre 3 en enero y 90 en septiembre, muy relacionada con la estacionalidad. El proyecto ofrece además datos sobre la mortalidad, cuyas principales causas son la predación de zorros o rapaces, colisión con líneas eléctricas, capturas, acción de cosechadoras o abandono de puestas.

Comentarios