La inmigración hace aumentar la población aragonesa

La comunidad autónoma de Aragón ha pasado de tener un total de 1.189.909 habitantes en el año 2000, a los 1.230.090 en 2003, un aumento que se ha debido sólo a los emigrantes, que suponen ya el 5,1% de los residentes en la Comunidad, ya que el número de habitantes españoles, sin embargo, ha bajado en este periodo en más de 10.000 personas, un 0,9% del total.

Huesca es la provincia donde se nota más este efecto, y ha crecido la población en todas comarcas menos en Los Monegros. El análisis por comarcas demuestra además que la emigración está beneficiando a la mayor parte de Aragón, ya que el saldo vegetativo del año pasado (nacimientos menos muertes) sólo arrojó resultados positivos en dos comarcas: el Bajo Cinca, con un crecimiento de 5 personas, y Zaragoza, con 365. Sin embargo, la variación de habitantes empadronados respecto a 2002 ha sido positiva en 21 comarcas.

Son los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística que muestran que en los últimos años el número de españoles empadronados en Aragón no ha dejado de descender, con descensos de hasta el 0,5%. Sólo con los habitantes nacionales, la Comunidad habría pasado de contar con una población de 1.180.698 personas en 1996 a 1.167.750 en 2003; pero esta pérdida se ha compensado ampliamente por la llegada de extranjeros, que en este periodo han pasado de ser 6.848 a 62.340, con aumentos de hasta un 108,5% al año. Sobre el total, los inmigrantes eran un 0,6% de la población aragonesa, y ya superan el 5,1%.

Un rasgo peculiar de la población extranjera en Aragón, frente a otras comunidades, es la diversidad de su procedencia, según destaca UGT. Los principales países de origen son Ecuador (6.642 residentes, el 15% del total), Rumanía (13%) y Marruecos (12%). La llegada de extranjeros también está cambiando la pirámide de edades aragonesa, ya que el 69% de los inmigrantes tiene entre 20 y 39 años y un 18% entre 40 y 64; sólo el 2% son mayores de 65 años y el 18% restante menores de veinte. Por sexos, predominan los varones, aunque los sindicatos destacan también que se está produciendo una igualación y las mujeres ya suman entre el 40 y el 45%. Los contratos de extranjeros en 2003 supusieron el 15,1% del total, lo que supone un aumento del 16,8% respecto al año anterior

Comentarios