Cuatro obras arquitectónicas altoaragonesas se beneficiarán del 1% Cultural

2004022118 igries.jpg

La Comisión Mixta del 1% Cultural ya ha aprobado las 106 intervenciones programadas en la primera fase de la anualidad de 2004. Cuatro de esas intervenciones se llevarán a cabo en la provincia de Huesca.

Los agraciados con el 1% Cultural de Comisión Mixta presidida por la Ministra de Cultura y el Ministro de Fomento son la Torre del Señorío para un Centro de Interpretación de la Astronomía en Fiscal, la Iglesia de San Miguel en Fraga, la ermita de San Juan en Igriés y el acueducto de Sangarrén.

La subvención dedicada a la rehabilitación de la Torre del Señorío para Centro de Interpretación de la Astronomía en Fiscal asciende a 108.000 euros. La actuación proyecta la rehabilitación de la Torre medieval del siglo XIV, dentro de la tipología de ?Torre de Señorío?, de gran interés constructivo e histórico y declarada Bien de Interés Cultural.

El 1% Cultural destina 365.020 euros a la Iglesia de San Miguel en Fraga. La restauración proyecta en la Iglesia de San Miguel la restauración y rehabilitación de los restos actualmente existentes de muros de cerramiento y capillas laterales hasta la imposta que recorre la nave del arranque de la fachada así como el remate de la fachada principal, la torre, la cubierta y el ábside, al objeto de recuperar sus formas primigenias acogiendo actividades culturales.

La ermita de San Juan en Igriés va a recibir 105.148 euros. La actuación proyecta la restauración de este edificio románico de la segunda mitad del siglo XII, actualmente en muy mal estado por el paso del tiempo y las humedades, incidiendo en éstas tanto en las provenientes de la cubierta como del subsuelo, y completando la actuación con un drenaje perimetral ejecutado sólo en el muro sur, al estar el resto rodeado de los nichos del cementerio.

Por último, el 1% Cultural destina 71.460 euros al acueducto de Sangarrén. La actuación se proyecta sobre el acueducto de doble canal, separados, uno de cuatro arcos rebajados y el otro de tres arcos de medio punto, del siglo XVI, con posibles restos de un azud árabe, del que hay datos ya en el siglo XIV, al objeto de su puesta en uso y valor mediante obras de apeo, limpieza y consolidación de sus elementos estructurales y constructivos.

Comentarios