Tradición y modernidad en este fin de semana de Carnaval

2004021919 carnaval bielsa.jpg

Estas fechas son unas de las más esperadas en el año. No sólo por los disfraces y la fiesta que se vive estos días, sino por la mezcla de lo actual y lo tradicional. En el Alto Aragón estos días podemos encontrar los disfraces más modernos, recreando los últimos personajes de aventuras, mezclados con los más tradicionales que se encuentran en poblaciones como Bielsa, Nerín o Torla.

Tras las ?carnestolendas? de San Juan de Plan, este fin de semana las tradiciones vuelven a Bielsa, las ?esquiladas? de Aragües, la ?rueda de carnestoltas? de Fraga, Plan, Torla o el ?carnaval itinerante? Valle de la Fueva. Estos carnavales se caracterizan por las ?madamas?, trangas? y ?onsos? que recuperan la tradición más ancestral de estos carnavales. Esta fiesta consiguió vencer incluso las prohibiciones franquistas, convirtiéndose en una verdadera seña de identidad de los habitantes de las localidades que los realizaban.

El máximo exponente de estos Carnavales se encuentra en Bielsa, donde cada año la expectación es mayor. Muchos curiosos reservan con meses de antelación habitaciones para poder disfrutar del fin de semana completo de carnaval, y así poder ver tranquilamente las rondas y la quema del Cornelio. Las ?trangas?, figuras cubiertas con pieles de animales que golpean el suelo con fuerza y las ?madamas? cuyo vestido está cosido directamente sobre su cuerpo y deberá rasgarlo para quitarlo, son los protagonistas del acto central de los carnavales, la ronda. Los ?onsos? y ?garretes?, el ?amontato?,el ?caballe? son las figuras destacadas de la fiesta, que finalizará con la quema de ?cornelio?.

El próximo sábado 21 en Torla se volverá a escuchar "Cuentan que si nació un grandioso animal, se ha criato en o Balle Azán y se ha fecho grande en Carriata". Esta bestia de la que hablan vive en Ordesa, y allí permanece hasta que "El Tenedor" sube y le da caza, para después pasearlo, atado y humillado, por las calles del pueblo. Este particular Carnaval de Torla es una personificación de todo lo nefasto que ha ocurrido durante el año, así una persona del pueblo vestida con cuerno y cubierta de pieles da vida a esta bestia. Tras la ronda por las calles del pueblo, tendrá lugar el juicio en la plaza. del Ayuntamiento y la ejecución que se realiza con dos tiros desde una ventana. Por la noche se celebrará una cena de alforja en el Salón Municipal y a continuación, sesión de baile.

El último fin de semana de febrero, el día 28, continúa el Carnaval, en este cado en La Fueva con su ?carnaval itinerante?. Consiste en una jornada sin descanso en la que se recorren diecisiete localidades realizando las acostumbradas ?paradas? para surtirse de alimentos. Este sistema se creó por necesidad, ya que cuando se recuperó esta fiesta las localidades estaban deshabitadas y la población dispersa.

Ya en marzo, el día 6 será Nerín la localidad que tome el relevo al carnaval. Por la tarde se comenzará la creación de "O Carnuz", un muñeco construido con trapos viejos y relleno de paja que después rondará por el pueblo con el grupo Teleraina. A partir de las 22.00 h. tendrá lugar la cena popular y a las 00.30 dará inicio el baile . De madrugada se juzgará "O Carnuz", y como cada año resultará condenado y al final del baile se quemará. A las 05.00 h.

También cabe destacar, las ?esquiladas? de Aragües consisten en que varios mozos de la población, equipados con campanas, recorren las aldeas de los alrededores despertando a los vecinos. Y la ?rueda de carnestoltas? de Fraga consiste en una concentración masiva de disfraces. También en Fraga, las ?mascres?, que son muñecos colocados en barrios por las mujeres de la localidad.

Además de estos tradicionales carnavales, casi todas las localidades altoaragonesas dedicarán el fin de semana el 21 a llenar sus calles de los colores de los disfraces y las cabalgatas. Una tradición que llama especialmente la atención a los más pequeños, y los mayores la utilizan para transformarse en otras personas, y divertirse con amigos y familia.

SIGNIFICADO Y ORIGEN DEL CARNAVAL

El Carnaval simboliza el cambio del tiempo, de la nieve, el frío y la oscuridad, a la primavera. La simbología del personaje negativo indica el encauzamiento de los muertos al Más allá y la purificación de los vivos para librarse de culpas y vicios. El origen pagano del Carnaval se explica con las antiguas sociedades agrarias y cazadoras, las cuales realizaban un exceso en estas fechas previas al inicio de la Cuaresma.

Comentarios