Gobierno de Aragón inquieto por la pasividad del Gobierno Central ante la pérdida de fondos europeos

El Gobierno de Aragón contempla con inquietud la pasividad del Gobierno de España ante la pérdida de fondos estructurales como consecuencia de la reforma de la política de cohesión económica y social que presentó ayer la Comisión Europea. La Comisión Europea presentó este miércoles, el esperado Tercer Informe sobre la Cohesión Económica y Social a propuesta del Comisario Michel Barnier. Este informe inicia el calendario para la negociación de los fondos estructurales a partir de 2007 que se prevé como sigue:

-Mayo 2004: La Comisión Europea ha convocado un encuentro para debatir con las regiones el documento, reunión a la que asistirá Aragón.

-Junio 2004: Se publicarán las propuestas de nuevos Reglamentos para las Fondos Estructurales.

-Septiembre 2004/ diciembre 2005: los Estados negociarán el acuerdo definitivo.

-2006: Se realizará la programación del nuevo período.

Aún no es posible precisar el reparto por países, pero parece claro que España va a ser la gran perdedora de fondos europeos con la ampliación porque la Comisión trabaja además con la hipótesis de la pérdida del Fondo de Cohesión para España. Según los datos publicados ayer por Eurostat, con base al PIB por habitante entre 1999 y 2001, España perdería el Fondo de Cohesión porque ascendería al 92,2% de la media europea (la decisión final se tomará con base en el periodo 2001-2003). La propuesta no incluye un sistema transitorio.

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Eduardo Bandrés, contempla con inquietud "la pasividad del Gobierno de España en este debate, más preocupado con el cumplimiento estricto de las reglas del Pacto de Estabilidad que han quedado evidentemente caducas". Esta pasividad se pone de manifiesto en el hecho de que únicamente la Comisaria Loyola de Palacio parece hablar en nombre de España en el debate que la prensa ha recogido esta semana.

Además, en opinión del consejero de Economía, la nueva ofensiva del todavía Presidente José María Aznar contra Francia y Alemania, socios naturales de la economía española y aragonesa, "no sitúa a España en la mejor posición de partida en esta larga negociación".

En esta importante negociación, que se inicia con la decisión de ayer de la Comisión Europea, "no parece que el Gobierno del PP tenga presente las necesidades de las regiones como Aragón, y se preocupa más de la situación en la que van a quedar las regiones como Valencia, Castilla-León o Canarias, que dejan de recibir el objetivo 1", ha concluido el consejero de Economía.

El reparto de fondos estructurales del actual periodo 2000-2006, que negoció el Gobierno de Aznar, ha sido notablemente perjudicial para Aragón. La Comunidad Autónoma va a recibir en este periodo 2000-2006, 976 millones de euros, cuando de haber estado entre las regiones del objetivo 1, Aragón hubiera recibido unos 2.084 millones de euros, más del doble. Debe reconocerse que Aragón sí se ha beneficiado del Fondo de Cohesión, que ha financiado (con un 80%) el AVE, la autovía Somport-Sagunto y el túnel de Somport.

Según la propuesta de la Comisión, la nueva política regional se apoyará en las siguientes prioridades:

Prioridad de convergencia: para apoyar el crecimiento y la creación de empleo en los Estados y regiones menos desarrollados. Los criterios de elegibilidad serán los mismos que el actual objetivo 1 (75% PIB por habitante). En caso de España, según los datos publicados por Eurostat con base en las cifras 1999-2001, serán Extremadura, Andalucía, Galicia y Castilla La Mancha) y existirá una fase transitoria (phasing out) para las regiones afectadas por el efecto estadístico (aquellas que superan el umbral del 75% debido a la ampliación, que en el caso de España serán Asturias y Murcia). De este fondo seguirá excluido Aragón.

Prioridad de competitividad regional y empleo: nuevo objetivo 2 que reemplazará a los actuales objetivos 2 y 3 para el resto del territorio de la UE. Habrá dos rúbricas: una centrada en el empleo (adaptabilidad de los trabajadores, accesibilidad al mercado de trabajo, etc.) y otra en la competitividad, en torno a tres temas: innovación y economía del conocimiento; accesibilidad a los servicios de interés general; y medio ambiente y prevención de riesgos naturales. Este objetivo 2 beneficiará a Aragón y a las actuales regiones objetivo 2, así como a Comunidad Valenciana, Castilla y León, Canarias y Cantabria.

Prioridad de cooperación territorial europea: se basará en la experiencia adquirida con Interreg. Este fondo se incrementa notablemente y Aragón, como región fronteriza y con vocación de cooperación internacional podría captar más fondos que ahora por esta vía.

El Comisario Barnier ha señalado en otras ocasiones que se otorgará una atención especial, a través de programas específicos, a los territorios que cuentan con desventajas estructurales permanentes, como las zonas con baja densidad de población, zonas insulares y montañosas con rentas bajas y las regiones ultraperiféricas. Esta propuesta no se ha precisado todavía lo suficiente, ni en sus aspectos técnicos ni financieros, pero coincide con las reivindicaciones de Aragón.

Comentarios