Cartas al director: Plan de comercio en Huesca

Cámara de Comercio e Industria de la provincia de Huesca

El comercio de Huesca está de enhorabuena: dentro de unos meses dispondrá de un Plan Local de Comercio que definirá las líneas estratégicas que este sector -clave en la economía de la ciudad-, deberá seguir para mejorar su competitividad y reaccionar con éxito a los cambios que se producen en el mismo.

El pasado 20 de febrero, el Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Huesca, la Asociación de Empresarios de Comercio de Huesca, y la Cámara de Comercio e Industria, suscribieron el convenio para la elaboración de este Plan, cuya gestión técnica ha sido encomendada a la Cámara de Comercio, al igual que se ha hecho en los casos de los planes comerciales de Fraga y Sabiñánigo.

El Plan analizará variables como la oferta comercial existente, los hábitos de compra de los oscenses, la evasión del gasto a otras ciudades o el planeamiento urbanístico, y planteará medidas a aplicar sobre asuntos como el acondicionamiento de las zonas comerciales y el mobiliario urbano, la modernización del comercio, las acciones de promoción a desarrollar, la fidelización del cliente para evitar ?fugas? a otras localidades, o la adecuación del equipamiento comercial. Además, el Plan Local también estudiará las relaciones comerciales con la Comarca de La Hoya y las Comarcas limítrofes, con el resto de la provincia, con Aragón y con el resto de España. Asimismo, en el caso de Huesca se prestará especial detenimiento al análisis de la venta ambulante ?una asignatura pendiente en la capital- y al planteamiento de acciones de dinamización comercial del casco histórico de la ciudad.

La redacción del Plan Local es necesaria para definir una línea de trabajo estratégico de desarrollo socioeconómico, en este caso de la ciudad de Huesca. La economía general de una ciudad no tiene que apoyarse solamente en un sector determinado ni tenemos que desdeñar desarrollos industriales o agrarios en la Comarca de La Hoya. Pero hay que tener en cuenta que Huesca es una ciudad muy terciarizada, pues el sector servicios tiene una presencia muy importante, y tanto el aspecto comercio, como el turismo, como servicios en general, son fundamentales para Huesca.

De la importancia del comercio ya habla el propio convenio, al señalar que ?el sector comercial es un agente impulsor de la vida social y urbana, fuente generadora de empleo, equilibra el territorio fijando la población en sus lugares de origen, un servicio esencial para medir la calidad de vida de los ciudadanos por su función abastecedora, y canal de distribución de bienes y servicios generados por otros sectores de la economía?.

Por tanto, es imprescindible que la capital altoaragonesa cuente con una oferta comercial y de servicios orientados al ocio mucho más dotada que la actual. La ciudad tiene que cobrar actividad y vida, para que la gente salga a pasear, haga sus compras o simplemente para pasar unas horas de ocio en las calles del centro. El comercio oscense está haciendo un esfuerzo digno de encomio en lo referente a la calidad de su servicio. Ese esfuerzo obtendrá mejores resultados con el respaldo de las medidas que refleje el nuevo Plan Local, y, por ejemplo, con la aplicación de las acciones de dinamización que se determinen.

Seguramente se plantearán iniciativas que requerirán el compromiso y el impulso de la iniciativa privada. Las distintas Administraciones deberán facilitar, favorecer y ayudar, pero será la iniciativa privada la que tendrá que asumir el protagonismo, pasar a la acción y abandonar tentaciones inmovilistas o acomodaticias. Los empresarios de comercio son los que tendrán en su mano la decisión de apostar por la modernización de su establecimiento, por adaptarse a los nuevos hábitos de consumo de los clientes, por reorientar su oferta, por implicarse en las actividades de promoción, etcétera.

Y esta iniciativa privada tiene que ser también la que sepa aprovecharse del turismo que nos visita. Las instituciones ya se encargan de promocionar la ciudad y de procurar a los turistas una visita agradable, facilitándoles, por ejemplo, rutas guiadas por nuestros principales atractivos. Pero al empresario particular le corresponde ofrecer al turista servicios de ocio, de hostelería, de comercio... con negocios cuya ubicación y fechas de apertura se adecuen con las necesidades del turista.

Esperamos que la redacción de este Plan Local de Equipamiento Comercial de Huesca sea un instrumento cuya aplicación beneficie sustancialmente al sector del comercio de la ciudad, ayudando a su modernización y al aumento de su competitividad. En definitiva, que se logre diseñar una estrategia que, integrando una doble vertiente, la urbanística por un lado, y la comercial por otro, permita alcanzar el objetivo que se persigue, que no es otro que el de mejorar el balance comercial de la ciudad.

Comentarios