Huesca cuenta con tres centros autorizados de tratamiento de vehículos

2004022625 coche.JPG

Los antiguos desguaces pasan a denominarse centros autorizados de tratamientos de vehículos fuera de uso. De esta forma, se pretende asegurar que los vehículos serán tratados de forma respetuosa con el medio ambiente, tras ser dados de baja. El nuevo sistema para dar de baja a los coches ha entrado en vigor recientemente por lo que todavía hay muchas dudas sobre su desarrollo.

Hasta el momento, en Aragón se ha concedido a trece desguaces la autorización para expedir el certificado de descontaminación exigido por Tráfico. Tres de ellos están ubicados en la provincia de Huesca. Uno en la capital y otros dos en la Puebla de Castro y Barbastro. Este cambio obliga a los desguaces a realizar una fuerte inversión para poder cumplir la nueva normativa.

El sector se queja de la falta de un plazo de adaptación desde que se aprobase la nueva orden, que fue de ejecución inmediata, y se habla de discriminación y de falta de criterios objetivos a la hora de conceder por parte de Medio Ambiente de la DGA las autorizaciones. Las instalaciones deben disponer del material necesario para retirar y separar los líquidos, metales, neumáticos, plásticos y todos los componentes de los vehículos.

Con esta nueva normativa, que no tiene que suponer un pago añadido por parte de los usuarios, el Ministerio del Interior regula el nuevo procedimiento de tramitación de la baja definitiva de los vehículos para adaptarlo a la nueva legislación sobre vehículos fuera de uso. Este nuevo procedimiento establece que los propietarios que quieran dar de baja su vehículo deberán entregarlo, junto con la documentación necesaria para obtener la baja administrativa, en un Centro Autorizado de Tratamiento de vehículos fuera de uso (CAT) que a su vez entregará al propietario el certificado de destrucción que justificará la baja definitiva en Tráfico y asegurará que el vehículo va a ser tratado de forma respetuosa con el Medio Ambiente.

Comentarios