Más de 100 municipios aragoneses tienen símbolos franquistas en sus calles

Chunta Aragonesista anuncia que presentará este miércoles en las Cortes de Aragón una proposición no de ley para denunciar la presencia en calles, plazas o monumentos, de simbología franquista en más de un centenar de municipios de la Comunidad Autónoma Veinticinco años después de la promulgación de la Constitución Española.

Más de 100 localidades aragonesas mantienen en su infraestructura pública símbolos y nomenclaturas de la dictadura militar de Franco. Chunta denuncia esta existencia de calles, bustos o monumentos referentes al general o a personajes y hechos acontecidos en el marco de la victoria nacional en la Guerra Civil.

En la proposición no de ley que presentará este miércoles CHA, esta formación pide a la DGA que inste a estos municipios a retirar dichas referencias. Y es que son los propios ayuntamientos los que tienen las competencias para decidir los nombres de sus calles o las de los monumentos que en ellas se exhiben.

Según la formación política nacionalista, el marco del Estado de Derecho promulgado por la Carta Magna que acaba de cumplir su vigésimo quinto aniversario requiere hacer una apuesta por la convivencia ciudadana y evitar referencias al desagravio de quienes padecieron un régimen dictatorial. Chunta destaca que la presencia de estas referencias históricas suponen una contradicción con los valores de la Constitución.

Chesús Bernal, portavoz de CHA, ha destacado entre otras referencias la estatua ecuestre de Franco que preside la entrada de la Academia General Militar de Zaragoza. ?En este centro se cursan estudios constitucionales para la formación del Ejército Español?, ha sostenido el portavoz de Chunta, que si bien ha reconocido que el dictador fue director de este centro de estudios y debe tener mención en la historia de la Academia, ?no se merece un lugar tan preponderante?. Por otro lado, Bernal ha restado importancia al debate político y social que puede conllevar esta proposición, puesto que en 1979 se retiraron los nombres más polémicos de las calles de Zaragoza y, asegura Bernal, no ocurrió nada.

A pesar de que la proposición de Chunta se limita a aquellos nombres y recuerdos de la dictadura militar de Franco, Bernal ha manifestado que esta propuesta podría hacerse extensible a otros ?episodios turbios? de la historia. Así ha recordado que también podrían retirarse las referencias que honran la memoria rey Felipe V, que en tiempos se jactó de haber abolido los derechos forales aragoneses

Comentarios