Ayuntamiento de Aísa y vecinos de Candanchú agravan su conflicto

La Asociación de Consumidores y Usuarios de Candanchu ( ACUC), que cuenta con más de mil socios, denuncia el embargo de cuentas corrientes a propietarios de viviendas en este núcleo por parte del Ayuntamiento de Aísa, en concepto de cobro de las tasas de agua de boca y vertidos pertenecientes a los años 94, 95 y 96, que están recurridas en los tribunales. Por su parte, el Ayuntamiento de Aísa ha señalado que se está cumpliendo la legalidad vigente, ya que cuentan con una sentencia favorable para hacer efectivos los cobros.

Desde la ACUC se ha indicado que el conflicto con el Ayuntamiento de Aísa se viene produciendo desde hace años, sin embargo ahora se ha visto agravado por el cobro de tasas que están recurridas. Según esta asociación se llegó al acuerdo de pagar unas tasas similares a las que se pagan en otras localidades, y que se situaban entorno a los 30 euros, por el agua de boca y los vertidos. Sin embargo, el Ayuntamiento no ha cumplido el acuerdo, y ahora pretende cobrar desde el año 94 al 96 alrededor de 450 euros anuales por estas tasas.

La gota que ha colmado el vaso, según el vicepresidente de la ACUC, José Félix Cubero, ha sido el embargo de cuentas corrientes a personas que ni siquiera eran propietarios en los años en los que se reclama el cobro.

El conflicto entre ambas partes viene de lejos. Hace unos años, por ejemplo, según la ACUC, el Ayuntamiento pretendió cobrar la compra de un quitanieves a los propietarios de viviendas, algo que se recurrió en los tribunales, que dieron la razón a la asociación.

Las tasas que ahora les reclaman están recurridas ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. José Félix Cubero ha indicado que las acciones legales siguen su curso, pero al mismo tiempo se ha querido sacar el tema a la luz pública, a través de los medios de comunicación, para denunciar la situación que están viviendo.

Por su parte, el alcalde de Aísa no ha querido contestar a la Asociación de Consumidores y Usuarios de Candanchu, para no seguir agravando el conflicto, que según él mismo ha confirmado viene de lejos. Desde el Ayuntamiento de Aísa se indica que la actuación llevada a cabo se ajusta a la legalidad vigente, ya que cuentan con una sentencia favorable para hacer efectivos los cobros. Igualmente se ha señalado que a fecha de hoy faltan por pagar cerca de 600.000 euros en concepto de diferentes impuestos, entre ellos el IBI.

Comentarios