Nuevo accidente de un camión en el Valle del Aspe

El alcalde de la localidad de Etsaut, en pleno valle del Aspe, recordó ayer que de nuevo había habido suerte, ya que no se produjeron heridos en el accidente. En todo caso, aseguraba que si las obras de acondicionamiento carretero estuvieran hechas, no ocurrirían accidentes, y añadía que los que hoy se quejan del excesivo tráfico en la carretera nacional 134 son los mismos que bloquean los trabajos y ponen problemas para que se realicen obras.

Un chofer español de 37 años, que transportaba 25 toneladas de harinas animales, en dirección a Lons, perdió el control de su vehículo a la altura de Fort du Poutou. Tras las primeras investigaciones, se dedujo que el peso de la carga hizo bascular el camión en una curva. Se trata del cuarto accidente que se produce en ese mismo punto desde la apertura del túnel de Somport. El alcalde de Etsaut, Marcel Minvielle, se preguntaba igualmente por los rendimientos que imponen a sus trabajadores las empresas españolas, porque solamente sufren accidentes camiones de este lado de la frontera. La empresa de transporte que ha sufrido este último accidente, acumula tres de los ocurridos en la zona. El alcalde de otra Borce, localidad cercana, René Rose, lo tiene claro: en su opinión, la velocidad está en el origen del siniestro. Recuerda que, desde la llegada de un nuevo Prefecto, toda la señalización carretera está en francés y en español. En esta zona, la velocidad está limitada a 30 kilómetros por hora, y evidentemente, los chóferes no respetan el Código de la Circulación. Por ello, estos alcaldes piden más sanciones pero también más vigilancia.

Desde que se abrió al tráfico el túnel de Somport, en el valle del Aspe se han producido ya nueve accidentes.

Comentarios