Los empresarios de Aragón valoran muy positivamente el IPC de Enero

La desaceleración de la inflación es simultánea con un crecimiento económico robusto, siendo ambos objetivos raramente alcanzables de forma simultánea. La economía aragonesa presenta un crecimiento muy similar de los precios, a pesar de la diferencia de otros indicadores económicos.

La CREA valora muy positivamente la cifra de crecimiento interanual de la inflación de la economía española, que se ha situado en el 2,3%, al igual que la inflación subyacente. Este control de la inflación permite un acercamiento de tan sólo 0,5 puntos básicos a la de la Unión Europea, en una coyuntura completamente distinta, pues el crecimiento de la economía española se sitúa dos puntos por encima de la europea. Es preciso recordar que converger en términos de riqueza siempre necesita un ligero diferencial de precios.

Los sectores que mayor crecimiento experimentan son los de consumo más frecuente, lo que no significa necesariamente que sean los que mayor cuantía absorben de los presupuestos familiares. Es precisamente esta mayor frecuencia la que hace comprensible que la percepción del público sea en ocasiones de un crecimiento mayor de los precios de lo que indica la realidad estadística.

La mejora de la economía española en este indicador no debe incidir sobre la necesidad de seguir firmes en el control de la inflación, por lo que la contención salarial en la negociación colectiva sigue siendo una garantía del crecimiento saneado de la economía española.

El perfil de crecimiento de los precios de la economía española y aragonesa es muy similar, a pesar de las diferencias en cuanto a crecimiento (superior en Aragón) y de comercio exterior que la Comunidad mantiene con el conjunto del país.

Es precisamente el incremento de las importaciones una de las razones que pueden estar contribuyendo a aliviar la tensión del consumo sobre los precios. Sería no obstante más positivo para la economía española expandir su potencial productivo aprovechando el tirón de la demanda interna, antes que aumentar el volumen de las importaciones. En este sentido, la economía aragonesa se comporta mejor, puesto que aunque sus importaciones crecen más que las españolas, se compensa con un crecimiento mucho mayor de las exportaciones.

Comentarios