Cartas al director: Manifiesto de apoyo a Elboj

Patricia García Novo

El 17 de mayo de 2003, unos días antes de las elecciones locales y autonómicas fue publicado un ?Manifiesto ciudadano de apoyo a Fernando Elboj, alcalde de Huesca y candidato a la Alcaldía de Huesca? firmado por un importante número de ciudadanos y ciudadanas, algunos de ellos responsables de importantísimos colectivos, que quiero entender firmaron a título individual y no en representación de sus socios o militantes, pero si con el consentimiento de ellos.

Un importante puñado de ciudadanos, algunos con importantes lazos de unión con el PSOE, desde su militancia o desde su colaboración con este partido político en importantes puestos de responsabilidad de gobierno e incluso, hombres y mujeres progresistas, que nunca habían optado tan claramente por esta opción política.

En el manifiesto Fernando Elboj nos habla de estabilidad, sosiego, pacto y diálogo permanentes. Yo me pregunto ¿diálogo en el ?pelotozo? urbanístico de Loma de Cillas? ¿pacto en la imposición para privatizar el servicio de agua de la ciudad de Huesca? ¿consenso en la contratación, con dinero de todos los oscenses, de un jugador de futbol como asesor deportivo?.

En otro apartado Fernando Elboj hablaba de ?anteponer las realidades a las palabras, expresar con hechos concretos su concepción de un gobierno transparente y eficaz?, y yo me vuelvo a preguntar, ¿transparencia en el ?affair? del Centro de Histórico, donde ya en la anterior legislatura el alcalde miró para otro lado y en esta legislatura le ha dado carpetazo a un cúmulo impresentable de irregularidades, contratos clientelistas y digitales?. Por no hablar con palabras más gruesas y graves.

Sin duda ante tanta prepotencia, ante tanto populismo rancio, ante una política que no pasaría ni de lejos la ITV de la izquierda, sería importante que algunos de los escritores, etnógrafos, historiadores, pintores, sindicalistas, abogados, directores de museo, y firmantes de este manifiesto, levantaran la voz como ya ha hecho el secretario provincial de UGT o el presidente de la asociación de vecinos de Juan de Lanuza en el caso de la privatización del agua, con el fin de demostrar que la democracia no sólo consiste en votar cada cuatro años, y que firmar un manifiesto de apoyo a Elboj no supone una mordaza para sus firmantes, excepto si se es un ?estómago agradecido?.

Comentarios