Abrir de par en par la puerta de Europa

2004021616 loyola.JPG

La Fundación Transpirenaica, Travesía Central del Pirineo, ha dado a conocer el Libro Blanco de la Travesía Central de los Pirineos, que se presentó oficialmente el pasado 17 de septiembre, en Bruselas, a la Comisaria europea de Transportes, Loyola de Palacio, bajo un título más que elocuente: ?Abrir de par en par la puerta de Europa?.

En su presentación, los presidentes de Aquitania, Aragón y Midi-Pyrénées, Alain Rousset, Marcelino Iglesias y Martín Malvy, respectivamente, recuerdan que los Pirineos constituyen una de las zonas europeas donde más y más rápido crece el tráfico de mercancías. De hecho, han pasado de 30 millones de toneladas en 1990 a 94 en 2001. Hoy superan los 100 millones de toneladas. Por lo que se refiere a los viajeros, entre el año 1990 y 2001, se produjo un aumento de casi el 50%. Sin embargo, solamente dos pasos, en la costa atlántica y en la costa mediterránea, están adaptados para recibir este tráfico. Como comparación, baste decir que Italia tiene doce pasos a través de los Alpes para los intercambios con el resto de Europa.

Por todo ello, esta comisión de presidentes cree conveniente encontrar una solución que permita conciliar el desarrollo de los intercambios y la protección del patrimonio único, que constituye el macizo pirenaico.

En el Libro Blanco que se presentó en Bruselas, se han considerado todas las opciones que las que se dispone: desarrollo de los ejes costeros, infraestructuras por carretera, cabotaje... Se cree firmemente que la realización de una Travesía Ferroviaria Central de los Pirineos, que enlace Zaragoza con Toulouse y Burdeos por un túnel debajo del Vignemale, debe ser estudiada, y programar su puesta en marcha en el primer cuarto de este siglo.

Esta Travesía Central es el complemento indispensable a los nuevos enlaces costeros cuya realización será más breve: el enlace Perpiñán-Figueras al Este, y el Tren de Alta Velocidad Sur Europa Atlántica, que se prolonga hasta Vitoria al Oeste.

Recuerdan, finalmente, que la Comisión y el Parlamento europeos ya han reconicido el importante valor añadido europeo de este proyecto. Incluyen una nueva Travesía de los Pirineos, en un pasillo Sines-Madrid-París, en los proyectos prioritarios de las redes trans-europeas de transporte.

El Libro Blanco incluye el análisis a los retos de esta infraestructura, con cifras y realidades; además, estudia el proyecto y sus ventajas, en cuanto a infraestructura, servicios, o financiación. Y finaliza con las demandas que se hacen a los estados francés y español, a la Comisión Europea y al Consejo Europeo para que tengan en cuenta esta reivindicación.

Comentarios