Los afectados por el incendio de Canfranc lamentan la carencia de medios

Los propietarios de los inmuebles afectados por el incendio de la madrugada del domingo en Canfranc lamentan la escasez de medios materiales que se observa en la provincia de Huesca, escasez puesta de manifiesto este fin de semana. Sólo con la llegada del material procedente de la capital oscense se experimentó un avance sustancial en la lucha contra el fuego, aunque ya era demasiado tarde, debido a que el aviso no se dio al Parque de Huesca de forma inmediata.

El responsable del Cuerpo de Bomberos de Huesca, Jacobo Morlán, cita también la importancia que tuvo el tiempo transcurrido hasta que se dio el aviso a la capital oscense; teniendo en cuenta que los medios pesados tardan una hora y cinco minutos en llegar hasta Canfranc. Incide en la importancia de contar con recursos humanos profesionales en toda la provincia, en el sentido de que los bomberos han de ser bomberos como dedicación principal, durmiendo, además, junto a los camiones cuando están de turno.

Los propietarios han pasado las últimas horas definiendo la estrategia de actuación para solventar el problema que se les ha generado con el incendio de sus viviendas: Contactos con instituciones, seguros,...

El edificio se mantiene en pie gracias a las moles de piedra que sustentan la estructura; sin embargo, el interior ha quedado destrozado. La pregunta es si se puede recuperar ese interior. Los afectados se muestran optimistas y esperanzados pero, reconocen, que el golpe ha sido muy duro porque se esfumaba en pocos minutos el esfuerzo y el trabajo de muchos años.

Desde el Cuerpo de Bomberos se habla de la importancia de la atención psicológica a los afectados, una vez que finalizan las labores de extinción. De momento, este martes bomberos e implicados accederán a las viviendas para recuperar los objetos personales que se hayan salvado del fuego.

El Ayuntamiento de Canfranc solicita paralelamente al Gobierno de Aragón la construcción de 25 viviendas de protección con el fin de dar salida a la situación de los afectados. En pleno extraordinario el Consistorio de Canfranc ya aprobaba este domingo conceder una ayuda de urgencia de 1.200 euros para cada afectado.

La ministra de Administraciones Públicas, Julia García Valdecasas, ha aprovechado su desplazamiento hasta la Jacetania para visitar el edificio calcinado, valorando que no hubiera daños personales.

Comentarios