Cartas al director: “Todo está permitido”

Paco Piazuelo Mazana, Presidente de CHA-Plana de Uesca

El Ayuntamiento de Huesca, o sea , el Alcalde Fernando Elboj, ha tomado la decisión unilateral de permitir la construcción de 700 chalés en las Lomas de Cillas, en la carretera de Ayerbe, decisión tomada y publicada casi antes de tener conocimiento de ella los grupos de la oposición.

En el año 1978 el Ayuntamiento sacó a concurso la propuesta de urbanización de viviendas unifamiliares en el camino de Miquera con la clasificación de Urbanizable No Programado. Dicho concurso lo ganó Marino López con el Proyecto de LOMACI S.A., pero no se realizó porque el promotor no quería pagar la conexión de las viviendas con el colector y red de abastecimiento de Huesca.

En el año 2002, y durante el periodo de alegaciones al PGOU, la propuesta de LOMACI S.A. fue desestimada por "no considerarse adecuada para un desarrollo territorial equilibrado", criterio que coincide con la filosofía del PGOU que era dar preferencia a realizar este tipo de viviendas en los núcleos ya asentados, o sea, en los ocho Municipios Incorporados, donde se desarrollaron para cada uno de ellos diferentes Planes Especiales para darles un mayor protagonismo y asentar población. Destacar la Ciudad Lineal de Cuarte que por su cercanía podría ser factible a los trabajadores de Walqa, en vez de la urbanización en Loma Cillas, como dice el Alcalde.

Ahora, 9 meses después de aprobar definitivamente el PGOU, el Alcalde dice que ya no hay limitaciones y que además es una oportunidad única. O sea, donde dije digo, digo diego. Todo está permitido siempre cuando pasen por caja antes, ya que la oportunidad es un argumento únicamente para tapar los agujeros económicos del Ayuntamiento, argumento que puede ser utilizado por cualquier otro ciudadano y vendría a abrir ?un melón? muy peligroso.

Desde CHA esperamos que el Sr. Consejero Javier Velasco, quien tiene la última palabra en este asunto, tenga la cordura de paralizar este desastre urbanístico, también llamado especulación.

Comentarios