Según CC.OO. el paro y la precariedad laboral siguen perjudicando a las mujeres aragonesas

El paro aumentó en Aragón en 613 personas, todas ellas mujeres, estrechamente vinculadas con el sector Servicios. Los últimos datos hechos públicos por el INEM, referidos al paro en enero, ponen una vez más de manifiesto la descompensación del mercado laboral aragonés.

El incremento de empleo en todos los sectores, Agricultura, Industria y Construcción, es incapaz de frenar el aumento del paro generado por el sector Servicios, donde se aumentó en 880 personas. De nuevo está presente el carácter cíclico de nuestro mercado, en este caso asociado a la contratación vinculada al periodo de Navidades.

Esa misma situación conlleva que el empleo destruido haya sido en su práctica totalidad femenino. De hecho, el paro masculino disminuyó en 94 personas mientras que el femenino subió en 707, sobre el mes de diciembre.

La constatación de que este es un mal estructural del empleo en Aragón la encontramos en que se produce en las tres provincias aragonesas, en las que aumenta el paro femenino, y también por edades, puesto que el paro sube entre los menores de 25 años, pero mientras en los hombres baja, entre las mujeres aumenta.

CC.OO.-Aragón valora negativamente el aumento del paro, aunque su ritmo de crecimiento sea menor al del año anterior; y también el aumento de la contratación temporal, que supone más precariedad laboral y social para las personas afectadas, en este caso como es evidente, las mujeres aragonesas.

Así mismo, manifiestan su preocupación por la realidad que reflejan los datos hechos públicos por el INAEM sobre el mercado laboral aragonés de 2003, en los que se reafirma la precariedad laboral de mujeres y jóvenes, con una alta contratación pero de muy corta duración, así como la escasa cualificación que se exige a la hora de ser contratados.

Ante estas situaciones, CC.OO.-Aragón exige unas políticas públicas de empleo en las que el Gobierno de Aragón tiene un papel fundamental que desempeñar, junto con los agentes sociales, y para las que tiene que destinar recursos propios además de los que se puedan captar de la Administración Central. Es una vía importante para abordar los problemas específicos del mercado laboral aragonés.

Comentarios