24 horas al día, 365 días al año

Ana Sánchez Borroy

Después de tres meses sin anestesista propio, la noticia de el Hospital de Jaca vuelve a contar con este especialista sólo puede provocar una satisfacción. Desde la Consejería de Sanidad, se aseguraba que el único motivo por el que había dificultades para encontrar un anestesista que quisiera trabajar en Jaca era que simplemente, hay pocos anestesistas en paro.

El propio consejero de Sanidad, Alberto Larraz, aseguraba este mismo sábado desde Villanueva de Sigena que la oferta de la DGA para los anestesistas de Jaca es generosa. Larraz explicaba que el anestesista de Jaca recibirá unos diez millones de pesetas brutos al año, una cantidad que según el consejero, convierte a este especialista en uno de los mejor pagados de Aragón en su especialidad.

En cuanto a las condiciones de trabajo, la Consejería de Salud subraya que se trata de un empleo estable. Sin embargo, lo que no mencionaba el consejero al ?ofertar el empleo? era el horario. En Jaca, el doctor Bassan era el único anestesista del hospital. Y el nuevo doctor también va a ser el único anestesista. Eso significa que es la única persona en Jaca capaz de posibilitar que en el Hospital que recibe la mayoría de las urgencias del norte de la provincia altoaragonesa ?incluido el Pirineo- se lleve a cabo una operación. Las urgencias son urgencias precisamente porque se producen fuera del horario programado. Y por tanto, fuera también del horario laboral del anestesista. El dinero no lo compra todo. Diez millones de pesetas por 24 horas de trabajo al día, durante 365 días al año no es una oferta generosa.

Pero además, deberíamos llamar la atención sobre un pequeño detalle. El anestesista no es una máquina. Es una persona y como tal, necesita dormir, descansar... sobre todo teniendo en cuenta lo peligroso que puede resultar una equivocación en su trabajo.

Comentarios