Se suscribe un acuerdo para intentar favorecer la estabilidad en el empleo

2004020505 aespa firma.jpg

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y los máximos responsables de las organizaciones empresariales y sindicales de Aragón, CREA, Cepyme, UGT y CCOO, han firmado el nuevo acuerdo social y económico (AESPA), que estará vigente a lo largo de la presente legislatura. Después de tres meses de intenso trabajo y casi una treintena de reuniones, el Gobierno de Aragón y los agentes sociales y económicos han acordado un nuevo marco que permite reforzar el fluido diálogo social que siempre ha caracterizado a la Comunidad Autónoma.

El consenso y alto grado de entendimiento han presidido el proceso negociador hasta alcanzar un acuerdo cuyos ejes fundamentales giran en torno al fomento del empleo estable y el desarrollo de un tejido empresarial y económico de la Comunidad Autónoma más competitivo, con la innovación como uno de sus principales ejes.

Compromiso con el empleo

El presente acuerdo incide en los objetivos marcados por el anterior Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón (AESPA), vigente durante el periodo 2001-2003, en materia de estabilidad en el empleo. Para ello, se debe reconocer que en materia de empleo, formación e inserción laboral, aquellos compromisos han contribuido a mejorar las cifras de empleo en Aragón y a reducir su nivel de paro. Así, desde el último trimestre de 2000, la tasa de paro ha descendido del 7,14% hasta situarse en el 6,2% según muestran los recientes datos de la EPA. Sin embargo, la tasa de paro femenina, el desempleo juvenil o la excesiva temporalidad de los contratos laborales requieren la concentración de esfuerzos a la hora de planificar políticas de empleo.

En sintonía con la estrategia europea para el empleo, el Acuerdo suscrito incluye un conjunto de acciones y programas dirigidos a las personas desempleadas y a los trabajadores en activo. De manera muy especial, las políticas activas de empleo irán dirigidas a aquellos grupos que presentan mayores dificultades para obtener un puesto de trabajo: los jóvenes, los mayores de 45 años, las mujeres, las personas con exclusión social y las personas que padecen algún tipo de discapacidad. También tendrán apoyo especial los emprendedores, la creación de empleo en el ámbito rural y en los denominados nuevos yacimientos de empleo, que comprenden actividades vinculadas a las nuevas tecnologías de la información y comunicaciones, servicios de proximidad, gestión medioambiental y ocio.

Asimismo, el documento persigue favorecer el fomento del empleo estable, con el objetivo de reducir la tasa de temporalidad de nuestra Comunidad Autónoma, acercándola a la media de la Unión Europea. Para ello se recogen diferentes medidas, como son los incentivos a la transformación de contratos temporales en indefinidos y la aprobación de un Plan de Fomento del Empleo Estable en Aragón, cuyo desarrollo y seguimiento se efectuará a través del Consejo de Relaciones Laborales.

En el apartado del Acuerdo que se refiere a las políticas sociales, se considera que el desarrollo de competencias en materia de servicios sociales posibilita la consolidación del Estado de Bienestar en nuestra Comunidad Autónoma. Uno de los compromisos tiene que ver con el establecimiento de un nuevo marco legal de Servicios Sociales que regule y defina los derechos sociales de los ciudadanos en Aragón. Para garantizar estos derechos se definirá una cartera de servicios en la atención a las personas mayores, a las personas con discapacidad, a los menores en situación de riesgo social y a las personas en riesgo de exclusión social.

Desarrollo empresarial

En el capítulo referente al desarrollo empresarial en Aragón, los firmantes del acuerdo se plantean como principales objetivos establecer un marco de actuación que favorezca la competitividad de la empresa y la economía aragonesas como garantía para la consecución de más y mejores empleos. Los esfuerzos en I+D+i y la capacidad de transferencia de sus resultados a las empresas comprenden uno de los factores más decisivos en la configuración de un tejido productivo más moderno y competitivo. Por todo ello, el acuerdo contempla varios ejes de actuación:

-Promoción y fomento económico para facilitar nuevos proyectos empresariales.

-Innovación y Sociedad del Conocimiento, que comprende iniciativas para favorecer la gestión del conocimiento y el desarrollo tecnológico de los negocios.

-Infraestructura económica: Contiene inversiones para favorecer la puesta en marcha y el acceso de las empresas a las infraestructuras necesarias para el desarrollo de su actividad en Aragón.

-Desarrollo sostenible: impulso del necesario equilibrio entre crecimiento económico, respecto medioambiental y creación de bienestar social.

Asimismo, se apoyará de modo especial proyectos que contribuyan a la diversificación del tejido económico de la Comunidad, así como la diversificación geográfica, en areas de promocionar el reequilibrio territorial.

Comentarios