La Fundación Ecología y Desarrollo presenta alegaciones al proyecto de autovía Jaca-Somport

La Fundación Ecología y Desarrollo una vez conocido el contenido del Estudio informativo de la autovía Jaca-Somport, ha presentado una serie de alegaciones, en las que se indica que el presente estudio informativo ?tiene una carencia fundamental que invalida todo el estudio: el proyecto no tiene un objeto bien definido. Esta obra no garantiza ni la vertebración territorial, ni una mejora en la seguridad vial proporcional al esfuerzo económico y al daño ambiental generado?.

?Ni el tráfico actual ni el previsible son suficientes para justificar una doble vía (que en la práctica acabaría siendo triple, al no aprovecharse apenas la actual plataforma). Cualquier estudio de comunicaciones debe incorporar la potencialidad del ferrocarril, teniendo siempre en cuenta que la capacidad total del eje será la resultante de sumar carretera y ferrocarril, y que este último presenta muchos menos inconvenientes medioambientales?, según esta Fundación.

?La autovía Jaca-Somport supone una grave agresión ambiental, afectando a la atmósfera (contaminación y cambio climático) y al paisaje, induciendo procesos erosivos y riesgos geológicos. El medio biótico, que incluye especies protegidas, también se vería seriamente afectado por efecto de sustitución del territorio así como por el efecto barrera. La saturación de infraestructuras en el eje del río Aragón genera unas sinergias negativas que no son analizadas en el estudio. De hecho, el presente Estudio presenta unas graves carencias técnicas, con abundantes errores e inexactitudes que ponen de manifiesto una notable falta de rigor.

En cuanto a las afecciones sociales y económicas, Ecología y Desarrollo dice que ?una autovía por el valle del Aragón, concebida como vía internacional de paso, no dejaría más beneficio que el que pueda suponer la posible venta de carburantes. Por contra, en el valle quedarán la contaminación, el ruido y los accidentes que, inevitablemente, se producirán, devaluando con todo ello el atractivo de una zona cuya economía depende del turismo y dejando negocios establecidos fuera de las rutas de tránsito?.

Según Ecología y Desarrollo, las acciones encaminadas a mejorar las comunicaciones deben reorientarse partiendo de los siguientes principios:

Cualquier obra que se lleva a cabo debe partir de un estudio coste-beneficios que demuestre su conveniencia.

En este momento son prioritarias las actuaciones sobre la red secundaria, cuyo mantenimiento es muy deficiente. Todavía hay muchos núcleos cuyo único acceso es por un camino de tierra.

Las estrategias de comunicación en el valle del Aragón deben contar con la existencia del ferrocarril, favoreciendo la implantación en Huesca de la terminal sur de la carretera rodante (transporte de camiones sobre ferrocarril)

Las carreteras por sí solas no vertebran ni rompen barreras psicológicas y culturales. Para aproximarnos a Francia hace falta algo más en lo que apenas se invierte, como podría ser una política ambiciosa de intercambios culturales.

La concepción de una carretera como una obra que se amortiza en unos pocos años y que debe ser sustituida por otra debe ser definitivamente abandonada. Hay valles del Pirineo que, en pocos años, han conocido hasta tres carreteras, lo cual supone un derroche económico y un coste medioambiental inaceptable. Como agravante, casi ninguna de las múltiples carreteras "viejas" que se van desechando sucesivamente es ?reciclada? para otros usos, incluyendo el reaprovechamiento de materiales de obra (bases de zahorra, vallas, señales, etc.)

Comentarios