Marcelino Iglesias insiste en desarrollar con celeridad el proyecto del Vignemale

2004020606 marcelino.jpg

En los próximos días el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, está previsto que se reúna con el ministro de Transportes del Gobierno francés, Gilles de Robien, para tratar el proyecto de la travesía ferroviaria de baja cota por el Pirineo central, cuyo túnel contará con más de cuarenta kilómetros de longitud. Encuentro en el que espera se produzca un cambio de actitud por parte del ejecutivo galo, ?no tanto en realizar la conexión, sino en el ritmo en el que se va a llevar a cabo?.

En ese sentido Iglesias considera que los franceses ?van demasiado lentos? en la planificación y desarrollo de las comunicaciones, como es el caso del túnel del Vignemale, ?importante no sólo para Aragón o Midi Pyrenées, sino también para España, Francia o Europa?.

El Pirineo es una frontera que puede congestionarse en los próximos años, teniendo en cuenta que el 95% del transporte de mercancías que hay entre España, Portugal y Francia atraviesa los dos puntos del Pirineo de Cataluña y el País Vasco. Tráfico que está creciendo más del 8% anual desde que España entró en la Unión Europea en 1996. Argumento que lleva al presidente del ejecutivo autónomo a la demanda de nuevas conexiones.

Iglesias es consciente de que se trata de un ambicioso proyecto a largo plazo y para el que ?se necesita tiempo?. Es por ello que insiste en acelerar el ritmo para empezar cuanto antes la ejecución de estas obras. Planteamiento que va a tratar de transmitir al Gobierno francés para que agilicen el desarrollo de este proyecto.

En la actualidad, el proyecto de la travesía ferroviaria de baja cota por el Pirineo Central está incluido en el esquema de comunicaciones europeas. Para ello se ha contado con el apoyo de la Unión Europea, el Gobierno español y, aunque de forma ?más tibia?, del Gobierno francés.

Comentarios