El PAR critica la falta de atención a objetivos básicos en Huesca

La Comisión permanente del Comité Local de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha hecho pública su ?valoración negativa respecto a la actual gestión y política municipal, desarrollada ?a impulsos? según se ordena desde la Alcaldía, que prioriza la propaganda y la preocupación por la imagen. Se actúa a golpe de emergencia y titular, mientras se desatiende el día a día. Todo ello perjudica a la ciudad que necesita planificación y acción decidida y sostenida de su Ayuntamiento?.

El PAR de Huesca señala como ?muestras de estos criterios y talante, recientes actuaciones y anuncios que pone en evidencia al grupo de gobierno del Ayuntamiento. Por ejemplo, la Comisión Especial del Agua ha celebrado dos reuniones: su constitución el 10 de noviembre y un debate sobre el documento técnico, el día 19 de diciembre, que concluyó con el anuncio del encargo a una consultoría externa para la definición del modelo privado o público de gestión. Desde esa fecha, no se ha mantenido ningún nuevo contacto, ni se han hecho públicas novedades respecto a una deficiencias graves para la ciudad, ya que afectan a todo su ciclo hidráulico y a un servicio fundamental. Las posibles gestiones, si las hubiera, no se han puesto en conocimiento de la Comisión competente, ni han sido abiertas a la participación e información. Sin embargo, al desaparecer la turbidez y decaer la atención periodística y social, el grupo de gobierno aplica el silencio?.

Igualmente, para el Comité Local, ?prioridades declaradas en período electoral, como la solución urbana al polígono de las harineras que iba a ser afrontada ?de inmediato?, sólo son abordadas después de que los implicados se vean obligados a comparecer ante los medios de comunicación, ya que en siete meses no han tenido respuesta. Sólo los titulares, provocan reacción. Así, el palacio de congresos, del que se pretendió hacer bandera propia en campaña, permanece en el limbo porque ningún colectivo reclama?.

A estas mismas formas, según el PAR de Huesca, responde el hecho de que ?al haber situado la política industrial en la trastienda de los fines y metas de su gestión y haber generado un ambiente negativo de atonía en este ámbito, ante los problemas, el equipo de gobierno desencadena una inflación de declaraciones, seguidas de contactos en los que desvía la atención de sus responsabilidades hacia otras instituciones o entidades. Se trata de un nuevo ?impulso? que pasará al olvido al apagarse los focos del escenario, como sucedió con el citado asunto del agua o incluso el mercadillo, gestionado con contradicciones, pendiente de verdadera resolución y orillado al ?escampar? la polémica?.

?Al mismo tiempo -concluye el Comité en su valoración-, se desatiende el ?día a día? únicamente porque no motiva titulares en los medios de comunicación: la comisión de seguridad ciudadana tarda más de dos meses en ser convocada. En este plazo se acumulan sin respuesta numerosas peticiones de particulares y entidades, además de mantener pendientes de realización, acuerdos unánimes de pasadas sesiones. Y especialmente, se aplaza el análisis de una de las principales deficiencias de la calidad de vida en Huesca: el plan de tráfico y aparcamiento que hace insoportable transitar por la ciudad. Nuevamente todo esto es debido a esa perjudicial política de ?impulso? e imagen?.

Comentarios