El Congreso de Medicina General de Sallent alerta de los riesgos de la prehipertensión arterial

El doctor Jesús Egido, catedrático de Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid y jefe del Servicio de Nefrología e Hipertensión Arterial de la Fundación Jiménez Díaz, ha señalado en su intervención en el Congreso Anual de Medicina General que se realiza en la estación sallentina de Formigal que ?la problemática con la que se encuentran los médicos hoy día en el campo de la hipertensión es con una clara paradoja: mientras científicamente vamos avanzando y conseguimos detectar antes, y controlar mejor, la hipertensión arterial, más hipertensos existen y se mantiene la cardiovascular como la principal causa de muerte en los países occidentales?. Una preocupación que ha llevado a la Sociedad Aragonesa de Medicina General a centrar el debate inaugural de su encuentro anual en esta patología, siendo a la vez la jornada de actualización de la Fundación para la Investigación en Hipertensión Arterial (FIHA).

En los argumentos que daba el doctor Egido, ?el médico de Atención Primaria ha pasado a tener un protagonismo definitivo en la detección y control de la Hipertensión Arterial?; explicación que también compartía otro de los ponentes de este debate inaugural, el doctor Alberto Martínez Castelao, jefe del Servicio de Nefrología del Hospital de Bellvitge (Barcelona).

Una prevención, detección y control que para ambos expertos debe ser aún más contundente. No en vano recordaban que ?aunque debemos contemplar los factores de riesgo cardiovascular ?edad, lípidos, diabetes, etc.- de manera integral, la hipertensión arterial debe ser tenida muy en cuenta? y en este sentido los tratamientos deben ir enfocados a preservar los órganos diana (corazón, vasos cerebrales, riñones...), explicaba el doctor Egido. ?No debemos olvidar?, proseguía el doctor Martínez, ?que si en general las primeras causas de muerte son de origen cardiovascular, en poblaciones especiales estos porcentajes aún son mayores: los diabético, por ejemplo, casi en su gran mayoría padecen de hipertensión arterial, y hasta un 30% de ellos pueden desarrollar una insuficiencia renal que les cueste la vida?.

Parece, sin embargo, que la hipertensión debe ser tenida en cuenta también antes de que aparezca. ?Se están revisando las guías clínicas?, explicaba el doctor Egido, ?y lo que médicamente se establecía como hipertensión en 140 ? 90, ahora se tiene también en cuenta en 135 ? 85, y debe tenerse presente antes, porque el 90% de las personas que presentan prehipertensión, serán hipertensos a los 50?

Los dos ponentes, sin embargo dejaban una puerta abierta a la esperanza. Así, las intervenciones de esta mesa inaugural del Pirineos 2004, que reúne en Huesca estos días a médicos generales de Aragón, Cataluña, La Rioja, Navarra, País Vasco como principales comunidades representadas, se centraron en dos estudios que han demostrado su eficacia para un mejor control de la Hipertensión Arterial (HTA), ya sea en general o en poblaciones especiales.

Por un lado, Jesús Egido hizo hincapié en los buenos resultados que ha obtenido un bloqueante alfa-1 (doxazosina) combinado en pacientes complejos. ·?El abordaje de la HTA es siempre muy complejo y necesita diferentes fármacos?, matizaba el doctor Egido, ?pero esta sustancia ha demostrado su eficacia incluso para la hipertrofia prostática, además de dar un buen control de la hipertensión protegiendo los órganos diana?.

Por el otro Alberto Martínez, que actualizó a los asistentes en los criterios actuales para el manejo del paciente hipertenso, introdujo también una brecha de futuro al sostener que un nuevo antagonista del receptor de la angiotensina (ara II) se erige como una sustancia de las de nueva generación que ?obtiene un mejor control de la HTA, da mejor seguridad al paciente y provee además de efectos a largo plazo, con buenos resultados en la albúmina en orina (controlando los mediadores de la inflamación que pueden dañar al riñón y también al resto de los ya mencionados órganos diana)?.

Pero, al margen de las novedades farmacológicas que ambos ponentes explicaban en el Congreso Interautonómico, tanto el doctor Egido como el doctor Martínez volvieron a defender que para erradicar completamente los altos índices de hipertensión arterial que se recogen entre la población española hay que incidir todavía más en la prevención como un factor fundamental: evitar el sedentarismo y llevar una alimentación sana (con la ya consabida poca utilización de la sal) siguen siendo dos de los principales enemigos de esta patología, calificada por los médicos de ?silenciosa, pero letal?.

Comentarios