La selectividad ha muerto

2004012727 selectividad.jpg

El Boletín Oficial del Estado ha anunciado la desaparición total de la selectividad como método de acceso a la universidad. Según regula la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, se establece en su artículo 42.2 que para acceder a la universidad será necesario estar en posesión del título de bachiller o equivalente. Es esta una condición de acceso que se impone como regla general y que permite estudiar en la universidad desde cualquier modalidad de Bachillerato cursado.

Esta nueva regla de ingreso en la universidad hace desaparecer de nuestro sistema educativo universitario la prueba de acceso, más conocida como selectividad, si bien, tal y como regula este real decreto, la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, en su artículo 42.3, permite establecer procedimientos de admisión, con carácter complementario al sistema de acceso general, y con carácter específico en función de la titulación de que se trate.

Por otro lado, la ley orgánica, según se desprende de su artículo 44, reserva al Gobierno, de acuerdo con las comunidades autónomas y previo informe del Consejo de Coordinación Universitaria, la potestad para establecer límites máximos de admisión de estudiantes, es decir, límites máximos de plazas, por motivos de interés general o para poder cumplir exigencias derivadas de directivas comunitarias o de convenios internacionales.

La posibilidad de introducir mecanismos de admisión en las distintas enseñanzas universitarias de carácter oficial deberá cumplir tres aspectos esenciales: en primer lugar, el respeto a los principios de igualdad, mérito y capacidad; en segundo lugar, la adecuación a la normativa básica que dicte el Gobierno, y el ajuste a la programación de la oferta de plazas disponibles efectuada por las comunidades autónomas; y, en tercer lugar, una coordinación de los sistemas de admisión que permita a los estudiantes concurrir a universidades diferentes, manteniendo las posibilidades de movilidad que

les ofrece el actual distrito abierto.

Los resultados de estos procedimientos de admisión que puedan establecer las universidades vendrán, en todo caso, determinados mayoritariamente por la calificación que el estudiante haya obtenido en el Bachillerato.

Comentarios