El esquí de montaña se pone de moda

Este año el Val d?Arán será escenario de los II Campeonatos del Mundo de Esquí de Montaña 2004. Esta importante cita servirá para promocionar este deporte que en la provincia de Huesca tiene destacados deportistas. El esquí de montaña es conocido también con los nombres de esquí de travesía, de randonée o esquí-alpinismo. Se trata de una actividad absolutamente ligada al medio natural que consiste en cubrir itinerarios, desplazándose sobre esquís tanto en ascenso como en descenso, en la alta montaña.

Desde el comité organizador de los II Campeonatos del Mundo de Esquí de Montaña de la UIAA (Union Internationale Des Associations d'Alpinisme) se va a utilizar exclusivamente la denominación de esquí de montaña ya que los organizadores están convencidos que es la que mejor define este deporte.

Una actividad totalmente outdoor

Los deportes clasificados como outdoor son aquellos que se realizan en plena naturaleza en los que no se utiliza ningún vehículo a motor. En verano los deportes de este tipo más practicados son la bicicleta de montaña, trekking, barranquismo, etc. En invierno el deporte outdoor por excelencia es el esquí de montaña. Se trata de un deporte que permite la vuelta a los valores deportivos más auténticos y significa un conocimiento profundo y un contacto directo con el medio natural.

El esquí de montaña es la otra cara de la masificación actual de las estaciones de alpino. El material de montaña está diseñado para permitir el acceso a los sitios vedados a los esquiadores de pista. Sean éstos una cumbre que requiera altos conocimientos de alpinismo para llegar a la cima o bien un valle de fácil entrada que aún no haya sido descubierto por el esquí de masas.

Además, es un deporte que exige a sus practicantes un alto conocimiento de la montaña que se va adquiriendo con la experiencia. Esta educación va encaminada a poder esquiar con la seguridad necesaria en un medio donde los desniveles se cuentan por cientos de metros. El punto máximo de conocimiento del medio es el que van a demostrar los cerca de 300 participantes en los Mundiales que van a tener lugar en la Val d'Aran del 2 al 6 de marzo de 2004.

Un deporte de resistencia

El esquí de montaña es un deporte aeróbico que aporta una gran resistencia física a sus practicantes. Además, a un nivel competitivo se pueden llegar a mantener ritmos de ascensión realmente rápidos durante horas. Es un deporte que utiliza técnicas parecidas al ciclismo con emocionantes escapadas y coloridos pelotones.

Un deporte de montaña

Sea a nivel turístico o en competición, se trata de un deporte absolutamente vinculado a la alta montaña. Está claro que en un entorno así el riesgo cero es algo inexistente. Es por ello que todos los montañeros con esquís siempre salen con la ropa de abrigo necesaria, piolet, crampones y un ARVA (Aparato de Búsqueda de Víctimas de Avalanchas) encima. ¡En montaña lo primordial es la seguridad!

Un deporte en crecimiento

Antes que un deporte de competición, el esquí de montaña es una actividad de deslizamiento sobre la nieve que cuenta con más de un millón de practicantes entre los Alpes y Pirineos. Por lo que respecta a la competición, hay unos 10.000 esquiadores que se dedican a las carreras.

En las últimas temporadas se ha apreciado un aumento de los esquiadores de montaña que buscan la tranquilidad de parajes solitarios o el reto personal de superarse mediante un deporte exigente como es éste. las marcas comerciales confirman su aumento de ventas de material y el número de participantes en competiciones no deja de crecer cada año. Se trata de un deporte de toda la vida pero que por fin ha despertado y que busca en los Juegos Olímpicos de Vancouver 2010 (Canadá) su reconocimiento a nivel mundial.

Comentarios