El barbastrense Juan Carlos Cuello nominado al Goya a la mejor música original

2004013030 juan carlos cuello.jpg

Barbastro estará este sábado pegado al televisor cruzando los dedos y deseando suerte a uno de sus hijos, Juan Carlos Cuello, nominado al premio Goya a la mejor música original por la banda sonora de la película Valentín. Además de componer la música de diversos largometrajes, este barbastrense es autor, entre otras, de la sintonía del famoso anuncio de la ONCE del pasado verano.

Cuello, en declaraciones a Radio Huesca Digital, ha asegurado sentirse muy satisfecho por esta nominación ya que, en la primera ronda de votaciones, de donde surgen las nominaciones, se vota por especialidad, lo que significa que el reconocimiento es de sus propios compañeros, de los músicos.

En la segunda ronda, la que otorga el Goya a una de las nominadas, votan los 1000 miembros de la Academia Española del Cine, lo que según Cuello, le resta oportunidades ya que la votación suele decantarse por películas más conocidas.

Este film de Juan Luis Iborra, cuenta la historia de los miembros de un grupo de teatro que se aíslan en una masía para ensayar diversos fragmentos de obras de Shakespeare. Emociones a flor de piel en este drama en el que todos los personajes son interpretados por hombres, incluso los femeninos. La relación entre Iborra y Cuello nació a raíz de una colaboración en estos mismos galardones cuando el barbastrense se encargó de la producción musical de dicha gala, dirigida por Iborra.

Ésta no es la primera incursión de Juan Carlos Cuello en el mundo del cine. Con anterioridad, ya ha compuesto la música original de otros largometrajes como Acción Mutante (1993), El crimen del cine Oriente (1996), Hazlo por mí (1997) y Pídele cuentas al rey (1999). Sin embargo, la ?imposibilidad? de vivir de la composición de bandas sonoras en el cine español le ha llevado a acercarse al mundo de la publicidad. Entre sus composiciones más conocidas, la de Mapfre y la de la famosa canción de los anuncios de la ONCE del pasado verano.

Sus primeros pasos musicales ya los dio en su ciudad natal, cuando formaba parte del grupo Cuarta dimensión. Un periodo de aprendizaje del que Cuello guarda un grato recuerdo.

Comentarios